Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça se indigna con la FIFA

El club azulgrana emite un comunicado en el que se muestra sorprendido por la sanción de oficio al 10 argentino

Messi, en el duelo ante Chile. Ampliar foto
Messi, en el duelo ante Chile. AP

Hace tiempo que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) anda a la deriva, sin presidente y enfrentada con la FIFA (en Suiza no entienden cómo se ignoran sus consejos). A la crisis institucional se le suma la deportiva: el seleccionador Bauza no encuentra la fórmula para hacer funcionar a sus muchachos. Argentina está quinta en el grupo sudamericano, en puesto de repesca. En este lío solo se salva Leo. Messi es la luz de un equipo oscuro en el campo, único referente de la hinchada albiceleste, entregada (aunque le costó) al 10 del Barcelona. El nuevo problema para la selección argentina es que deberá encarar la recta final de las eliminatorias sin Messi, suspendido con cuatro jornadas –le restan tres–, tras insultar al juez de línea en el duelo ante Chile. La FIFA actuó de oficio, una sanción inédita que dejó tocado al rosarino e indignado al Barcelona.

"El FC Barcelona expresa su sorpresa e indignación ante la actuación de oficio de la Comisión Disciplinaria de la FIFA por sancionar al jugador Leo Messi, después del partido de clasificación de la Copa Mundial de la FIFA Argentina-Chile”, comienza el comunicado del club azulgrana. El Barça considera “injusto y desmesurado” el castigo al argentino y quiso mostrarle su apoyo. “Es deportista ejemplar por su conducta dentro y fuera de los terrenos de juego”, completa el Barcelona.

La AFA recurrió la sanción del 10, que podría quedarse en solo dos partidos. En este caso, Messi solo se perdería además el duelo ante Uruguay, el próximo 31 de agosto en el Centenario. Y estaría presente en los últimos tres duelos de la Albiceleste rumbo a Rusia 2018, Venezuela y Perú en Buenos Aires; Ecuador en Quito. “Leo está muy jodido”, cuentan desde el entorno de la selección argentina. “Nunca le había pasado una cosa así y lo que más le duele es no poder ayudar a sus compañeros en un momento tan delicado”, completan las mismas fuentes.

Messi regresará a Barcelona hoy, pero no podrá estar presente ante el Granada, porque vio la quinta cartulina amarilla contra el Valencia. Una situación nueva para el 10, que quiere jugarlo todo, y ahora tendrá que mirar a sus compañeros desde la grada.

Más información