Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Jerry Krause, el arquitecto de la dinastía de los Bulls de Michael Jordan

El ‘general manager’ fichó a Phil Jackson, Pippen, Rodman y Kukoc y apadrinó los seis anillos entre 1991 y 1998

Jerry Krause, en 1995. Ampliar foto
Jerry Krause, en 1995. Associated Press

Los Bulls que marcaron una época en la historia de la NBA y del deporte con los seis anillos de campeones que conquistaron entre 1991 y 1998 quedaron para siempre asociados a rostros tan populares y admirados como Michael Jordan o Phil Jackson. Pero también, en un tercer plano si se quiere y sin embargo de enorme relevancia, al de un ejecutivo excéntrico, rechoncho y de ojos achinados. Se llamaba Jerry Krause y falleció el martes a los 77 años. Él fue el ‘general manager’, el arquitecto que construyó aquél equipo en torno a Jordan y lo reconstruyó después de que el número uno de todos los tiempos invirtiera un año y medio en su vano intento de triunfar también en la Major League de Béisbol. Krause fue quien armó las legendarias plantillas que escoltaron hacia el Olimpo a MJ, y también, según algunos críticos, quien ‘deconstruyó’ aquel fantástico equipo.

Krause accedió al cargo en 1985, un año después de que su antecesor, Rod Thorn, eligiera en el tercer puesto del draft a Michael Jordan. Antes había sido ojeador de los Bulls y de los Chicago White Sox, el equipo de la Major League de Béisbol cuyo propietario, Jerry Reinsdorf, lo era también de los Bulls. Ejerciendo esa labor le echó el ojo a Tex Winter, el entrenador que concibió el sistema que se dio en llamar el triángulo ofensivo, la base en la que se fundamentarían años después los éxitos de los Bulls y más tarde de los Lakers.

Atribuía gran importancia a encontrar atletas con carácter y era implacable cuando se trataba de qué madera estaban hechos

Phil Jackson

Krause también eligió en 1986 a Doug Collins como entrenador principal, que buscaba a alguien con un historial ganador capaz de inspirar a los jugadores. Esa persona fue Phil Jackson, que pasó a ejercer el cargo de entrenador ayudante y recibió un consejo de Krause: “Cuando vengas a Chicago, ponte el anillo de campeón, que lo vean los jugadores”. Aquella plantilla estaba a punto de “soltar amarras”, en palabras del propio Phil Jackson.

Krause había conseguido fichar en el draft de 1987 a Scottie Pippen, procedente de la modesta Universidad Central Arkansas, elegir a Horace Grant y efectuar un trueque para incorporar a Bill Cartwright. Llegaron a la final de la Conferencia Este en 1989. Krause quería más. Y lo apostó todo con el relevo de Collins por Jackson. “Me gustó trabajar con Jerry en la creación de la primera encarnación del equipo de campeones de los Bulls y en su reconstrucción posterior, después de que Michael retornase de su dedicación temporal al béisbol. Algo que me gustaba de Jerry era que, antes de tomar decisiones clave, buscaba muchas perspectivas distintas por parte de entrenadores, de jugadores y del equipo de ojeadores. También atribuía gran importancia a encontrar atletas con un elevado grado de carácter y era implacable cuando se trataba de ahondar en el historial de un recluta potencial a fin de averiguar de qué madera estaba hecho”, cuenta Phil Jackson en su libro Once anillos (Rocaeditorial).

Krause y Michael Jordan. ampliar foto
Krause y Michael Jordan. AP

Tras el regreso de Jordan en 1995, Krause volvió a maniobrar a fondo para firmar al base Ron Harper, contratar a Dennis Rodman e incorporar al croata Toni Kukoc, al que había seleccionado en el draft de 1990. El propio Phil Jackson cuenta que a los jugadores no les gustaba que Krause alardease de sus logros como ojeador. Se molestaron con su obsesión por contratar a Kukoc, al que consideraba el nuevo Magic Johnson. Y Jordan y Pippen se desvivieron especialmente por aplastar a Kukoc y a la selección croata en la final de los Juegos de 1992.

Pero Krause enroló a Kukoc en el equipo y el croata fue una de las claves para la consecución del segundo ‘three-peat’ de Jordan y los Bulls. A pesar de que fue nombrado dos veces Ejecutivo del Año en la NBA, también fue acusado de la desintegración de los Bulls, tras decidir no renovar el contrato de Phil Jackson. Mantuvo una última etapa de enfrentamientos con el entrenador, al igual que con su ayudante Johnny Bach. A éste le acusó de filtrar al periodista Sam Smith buena parte del material con el que escribió el libro ‘The Jordan Rules’, un relato de la temporada 1990-1991 en el que se desmitifica a Michael Jordan y se da una imagen poco favorecedora de Jerry Krause. “Su reacción desmedida ante ese libro era producto del sentimiento de que no recibía los honores que merecía por haber creado un gran equipo”, explicó años después Phil Jackson.

“Jerry fue una figura clave en la dinastía de los Bulls y significa mucho para los Bulls, los White Sox y la ciudad de Chicago. Mis condolencias de todo corazón para su esposa, Thelma, y para toda su familia y sus amigos”, escribió Michael Jordan. “La noticia de la muerte de Jerry Krause es un triste día para Chicago Bulls y para la NBA. Fue un hombre decidido a crear un equipo ganador en Chicago, su ciudad. Jerry era conocido como El Detective por su secretismo, pero no es ningún secreto que construyó la dinastía en Chicago. Nosotros, que formamos parte de su visión en este empeño, lo recordamos hoy”, declaró Phil Jackson.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información