Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla sigue soñando

Sufrido triunfo del conjunto andaluz ante un Athletic que rozó el empate, lo que le permite colocarse a un punto del Madrid y a dos del Barcelona, líder de Primera

Iborra celebra el gol del triunfo del Sevilla.
Iborra celebra el gol del triunfo del Sevilla. AFP
LaLiga Santander Jornada 25

FINALIZADO

Cuarta victoria consecutiva del Sevilla. Un nuevo paso del conjunto andaluz para seguir soñando. Esta vez, los de Sampaoli sufrieron una barbaridad ante un buen Athletic, que rozó el empate y que dominó la mayor parte del encuentro. El Sevilla acusó las bajas ante un rival que le quitó el balón y que le dominó, pero que demostró que fuera de casa le cuesta mucho marcar. El Sevilla, por lo tanto, se mantiene en la pelea a solo dos puntos del líder, el Barcelona, y a uno del segundo clasificado, el Madrid. Quizás el juego y las sensaciones no fueron las mejores en el Sevilla, pero los equipos que ganan títulos ganan jugando bien y jugando mal. Esta vez el fútbol lo puso el Athletic. El gol, sin embargo, fue del Sevilla, obra de Iborra, el corazón de este equipo que no se quiere rendir y desea pelear por la Liga.

Sevilla

4-3-3

Jorge Sampaoli

1

Sergio Rico

3

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mariano

23

Rami

24

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mercado

18

Escudero

10

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Nasri

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Kranevitter

8

1 goles Gol

Iborra

9

Cambio Sale Walter Montoya

Vietto

16

Cambio Sale Ben Yedder Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Jovetić

11

Cambio Sale Franco Vázquez Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Joaquin Correa

1

Iraizoz

27

Yeray

16

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Etxeita

25

Saborit

6

San José

15

Lekue

22

Raúl García

11

Williams

2

Cambio Sale Susaeta

Bóveda

7

Cambio Sale Iturraspe

Beñat

10

Cambio Sale Villalibre

Muniain

Athletic

4-2-3-1

Ernesto Valverde

Impulsado por el fervor de su técnico y la calidad de la plantilla diseñada por Monchi, el Sevilla se enfrentaba ante el Athletic a dos retos de considerable envergadura. El primero, mantenerse en la tremenda pelea por la Liga junto a los dos colosos del fútbol español. El segundo, hacerlo sin dos de sus mejores jugadores. Vivir sin N'Zonzi, sancionado, y Vitolo, lesionado, suponía una importante prueba para el conjunto andaluz. Sampaoli no tuvo más remedio que aportar jugadores de la segunda línea, caso de Kranevitter, Correa o Iborra, al que acompañaron otros, caso de Vietto, recuperados para la causa después de varias jornadas ausente. También Valverde, otro estupendo técnico en la cresta de la ola, contaba con bajas de enjundia, caso de Aduriz, Laporte, De Marcos o Balenziaga.

El inicio de partido del Sevilla fue estupendo. Un cuarto de hora de juego rápido y vertical que metio al Athletic en su campo. Sampaoli se decidió a jugar con tres delanteros, con Vietto partiendo desde la banda derecha. En los 10 primeros minutos, Jovetic había cabeceado con mucho peligro por encima del larguero e Iraizoz había metido una mano oportuna ante el propio delantero motenegrino, muy activo. Luego Bóveda salvó bajo palos ante Correa. Las veloces combinaciones de los jugadores del Sevilla sorprendían a los vascos, superados en cada acción. En una de ellas, Vietto se metió en el área y recortó ante Etxeita. El central sacó la pierna a paseo y, aunque probablemente no tocara al argentino, pareció penalti. Lo lanzó Jovetic. Rechazó Iraizoz e Iborra, el alma y capitán de este equipo, marcó con un disparo que entró de forma milagrosa por debajo de las piernas del portero del Athletic.

Los de Valverde supieron rehacerse del golpe. Poco a poco, Beñat fue imponiéndose en el centro del campo, bien secundado por Muniain. La tuvo Raúl García en un formidable remate de cabeza al poste. El Sevilla había perdido empuje y, lo que para este equipo es más grave, también el balón. Monopolizada la pelota por el Athletic, el tramo final de la primera mitad se le hizo incómodo a los de Sampaoli. Sergio Rico salvó ante Saborit y todavía Williams amenazó la portería andaluza con un disparo ajustado al palo. El Athletic había logrado encontrar la fórmula de incordiar al Sevilla, quitándole el balón, realizando una presión altísima que incomodaba una barbaridad a los andaluces. El Sevilla, atascado, no tuvo fluidez.

Murmullos en Nervión

Los murmullos afloraron en Nervión ante el dominio con el que el Athletic apabulló al Sevilla. Con Nasri desaparecido, los de Valverde sometieron a su rival a un auténtico bombardeo. Rico salvó ante un potente disparo de Raúl García y cada balón al área suponía mucho peligro para el Sevilla, incapaz de desahogarse, sin capacidad para defenderse con el balón, superado por la intensidad del Athletic. Sampaoli metió a Vázquez para intentar mantener el control del juego, pero le resultó imposible al Sevilla. Los vascos seguían apretando, aunque demostraban que les costaba mucho marcar fuera de casa. El Sevilla arañó tiempo como pudo, resistiendo ante los remates de Yerai y Saborit, que rozaron el empate. Montoya, que debutó, pudo ser objeto de penalti. El Sevilla aguantó y se llevó un triunfo gris, pero importante.

 

Sampaoli: "Solo estoy vinculado a la realidad del Sevilla"

R. P.

El entrenador del Sevilla, Jorge Sampaoli, se mostró satisfecho con el triunfo apurado ante el Athletic. No obstante, el preparador del conjunto andaluz fue noticia por el presunto interés del Barcelona por hacerse con sus servicios. "No tengo ni idea. No podemos hablar de candidaturas, de supuestos, de comentarios...", respondió el entrenador del Sevilla cuando se le preguntó por un posible futuro en el banquillo del Barcelona. Del mismo modo, Sampaoli reconoció que los contactos que ha mantenido con el Sevilla para renovar no han sido formales. "No nos hemos reunido con nadie del Sevilla para afrontar un proyecto serio, de estructuras de club. Hay unas intenciones, pero no una realidad. La realidad es la deportiva de un equipo que lucha por mantenerse en la pelea de la Liga y por pasar a cuartos de la Liga de Campeones. Sólo estoy vinculado a la realidad del Sevilla", aclaró Sampaoli.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información