Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Betis traspasa sus miedos al Málaga

Los de Víctor Sánchez se imponen en el derbi regional tras remontar ante un rival con tremendos errores defensivos

Tosca se impone a Charles.
Tosca se impone a Charles. EFE
LaLiga Santander Jornada 25

FINALIZADO

El Betis respiró con un triunfo balsámico en el derbi regional ante el Málaga, al que traspasó todos sus miedos después de remontar un partido de muchas imprecisiones, donde los verdiblancos, ayudados por Dani Ceballos, aprovecharon mejor los errores del contrario. El Málaga ofreció unas sensaciones preocupantes y mostró groseros desaciertos en defensa. No funciona con Romero en el banquillo y su dinámica es muy negativa, hasta el punto de que cinco de los últimos 27 puntos.  El Betis, tocado después de perder el derbi sevillano ante su eterno rival, reaccionó cuando menos se esperaba, con un once plagado de suplentes, refrescado por un Víctor Sánchez del Amo que apostó por las rotaciones y logró un gran triunfo, que tranquiliza mucho las aguas en verdiblanco. Al Málaga, por lo visto en un duelo donde apenas mostró intensidad y juego, le queda mucho por sufrir en el tramo final de la Liga.

Málaga

4-2-3-1

Marcelo Romero

1

Kameni

23

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Miguel Torres

24

Luis Hernández

3

Demichelis

7

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Juan Carlos

6

Camacho

31

1 goles Gol

Fornals

9

Charles

25

Cambio Sale Youssef En-Nesyri

José Rodríguez

20

Cambio Sale Jony

Keko

11

Cambio Sale Javi Ontiveros

Chory

13

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Adán

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Bruno González

20

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Pezzella

21

Tosca

3

Álex Martínez

22

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Brasanac

8

1 goles Gol

Jonas Martin

9

1 goles Gol

Sanabria

2

Cambio Sale Cejudo

Rafa Navarro

7

Cambio Sale Álex Alegría

Rubén Pardo

6

Cambio Sale Dani Ceballos

Felipe Gutiérrez

Betis

5-4-1

Víctor Sánchez del Amo

Víctor se la jugó. El entrenador del Betis tomó decisiones controvertidas, como la no convocatoria de su goleador, Rubén Castro, y la alineación de un equipo poco reconocible en el derbi ante el Málaga. Una aglomeración de centrocampistas y de defensas, sin jugadores claves como Dani Ceballos o Durmisi, con un solo delantero, que apenas inquietó a un Málaga que presenta unas carencias alarmantes. El resultado fue un derbi soso, de poca pasión, escaso de velocidad y lleno de pérdidas de balón. Al Málaga le ha hecho mucho daño la goleada recibida en Eibar. Antes apenas ganaba partidos, pero su juego florecía y creaba ocasiones con cierta facilidad. Ante un Betis plagado de suplentes, el Málaga se atascó, iniciando el choque con unos errores de concentración impropios de un conjunto de Primera. El Betis, sin capacidad para atacar, no fue capaz de aprovechar los regalos del conjunto de Romero.

El partido, sin ritmo, se redujo a los saques de banda en largo de Luis Hernández. Fue el único método en ataque que encontró el Málaga ante un Betis ordenado, pero poco más. Sin Dani Ceballos, su guía, apenas tiene fútbol. Fiel a su costumbre de hacerse daño él mismo, un error del rumano Tosca en la salida de balón le abrió el camino del gol al Málaga. El meta Adán jugó en corto y Tosca, fichaje de invierno, le regaló el balón a Fornals, que hizo el 1-0 con absoluta comodidad. El partido se le ponía muy cuesta arriba al Betis, preso de sus limitaciones y demasiado tímido.

Al Betis le quedaba ponerse en manos de Dani Ceballos, extrañamente en el banquillo. El canterano tomó el mando de las operaciones y el conjunto verdiblanco fue otro. El Betis dio un paso adelante y el Málaga comenzó a ofrecer sensaciones muy preocupantes. Los de Romero regalaron una y otra vez el balón a los béticos, que empataron en una magnífica acción entre Brasanac y Jonas Martin. Dos secundarios que por fin adoptaron un papel principal. El Málaga, hecho un manojo de nervios, acusó mucho el golpe, hasta el punto de que regaló el segundo tanto después de un monumental error de sus defensas. Un balón en largo de Adán fue mal despejado por Demichelis. Sanabria aprovechó el resbalón de Luis Hernández para anotar el segundo y dar tres puntos de oro al Betis.

El Málaga lo intentó, sobre todo por la banda izquierda, gracias a Jony, pero su ataque fue un absoluto atropello. Camacho y Jony tuvieron dos opciones importantes, aunque no acertaron, por lo que el Betis obtuvo una victoria absolutamente balsámica. Fue el triunfo de sus jugadores secundarios, que apenas habían aportado hasta esta victoria en La Rosaleda. Fue también el triunfo de Víctor, que se la jugó y ganó cuando muchos béticos se pusieron las manos en la cabeza al conocer su alineación en La Rosaleda.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información