El McLaren de Alonso se rompe en la primera vuelta del primer test

Una fuga de aceite en la unidad de potencia le obliga a parar en el taller tras la vuelta de instalación

Alonso en el primer día de prueba.Foto: reuters_live | Vídeo: Getty Firma: M. Thompson

Las cosas comenzaron mal para el equipo McLaren. El flamante nuevo monoplaza de la escudería británica se rompió este lunes por la mañana nada más empezar la pretemporada. Las expectativas son máximas, pero el motor Honda sigue causando problemas y esta vez el incidente se produjo justo cuando Fernando Alonso estaba dando la vuelta de instalación en su McLaren. El español regresó al taller y ya no volvió a salir. El problema fue una fuga de aceite en la unidad de potencia.

Más información
Vandoorne, compañero de Alonso en 2017
Ron Dennis: “Me decepciona que me hayan forzado a dejar McLaren”

La decepción fue enorme, porque ese era el debut del nuevo monoplaza de McLaren y la primera oportunidad para que Alonso entrara en contacto con la realidad de su nuevo MCL32. En las pruebas realizadas en el túnel de viento y en la jornada cerrada de que habían disfrutado los McLaren para grabar spots publicitarios en este mismo circuito el domingo por la mañana, las cosas habían funcionado.

Sin embargo, la primera ronda de entrenamientos oficiales se frustró para el piloto asturiano. Y el problema es que cada hora que se pierde impide al equipo realizar el trabajo previsto en esta serie de entrenamientos. Un portavoz de la escudería señaló que el problema era más grave de lo que aparentaba básicamente por la dificultad de acceder al punto donde se produjo la avería. Los mecánicos invirtieron toda la mañana en trabajar en el monoplaza para intentar que Alonso pueda pilotar de nuevo en la sesión de tarde.

El MCL32 incorpora este año un nuevo concepto de motor, tomando como base el motor utilizado por Mercedes en las últimas tres temporadas, es decir, adaptando turbina y compresor. “El concepto del nuevo motor es completamente diferente del que usamos el año pasado”, señaló recientemente Yusuke Hassegawa, máximo responsable de Honda en la F-1 desde hace unos días. “Eso supone que corremos un riesgo bastante alto, porque no conocemos muchas cosas sobre él. Sabemos que nos ofrecerá un mayor rendimiento, pero la cuestión pasa por saber si podremos obtenerlo este año”. Así que las dudas en Honda son enormes. Sin embargo, la escudería confía en que el resultado final concederá una mejora notable de potencia y velocidad.

La jornada matinal también deparó problemas serios para Red Bull, que cerró su tanda en la cuarta vuelta cuando Daniel Ricciardo tuvo que abandonar su coche en el arcén. Un problema de sensores, según especulaciones surgidas del mismo equipo. La avería les mantuvo en el taller toda la mañana. Los más regulares fueron los Mercedes de Bottas y el Ferrari de Vettel. Los de Maranello marcaron el mejor tiempo con 1m 22,7s, tres décimas más rápidos que Mercedes. El Toro Rosso de Carlos Sainz fue mejorando de forma progresiva y pasó de estar a casi cuatro segundos, a concluir la matinal a 2,7s, por detrás del Force India de Sergio Pérez y del Williams de Felipe Massa, que comienzan a vislumbrarse como sus grandes rivales de la temporada.

Las escuderías disponen únicamente de ocho días autorizados para realizar pruebas. Estos test se han dividido este año en dos semanas: la primera tanda es la que ha comenzado este lunes y que llega hasta el jueves 2 de marzo; la siguiente comienza el martes 7 de marzo y termina el viernes 10. La primera carrera del calendario se disputa el 26 de marzo en Australia.

Al final de la mañana, el equipo mandó un comunicado en el que afirmaba que McLaren había decidido cambiar el motor del coche de Alonso, dada la dificultad que suponía la reparación. El piloto español se mantuvo inactivo durante las dos primeras horas de la tarde y cuando salió dio una vuelta y regresó al taller. Al cabo de 25 minutos volvió a la pista, pero tampoco marcó ningún tiempo. Así que se metió de nuevo en el pit lane. Y así prosiguió hasta que en la sexta vuelta logró marcar un tiempo (1m 26,1s), que luego fue mejorando.

“No ha fallado nada fundamental del proyecto de este año”, aseguró Eric Boullier, jefe de la escudería. “Lógicamente, Alonso no está muy contento, pero esperamos que para Australia esté todo resuelto. Lo que tal vez hagamos es modificar el programa de estos primeros entrenamientos para que Alonso pueda recuperar el tiempo perdido”. Boullier agregó que las sensaciones de los pilotos en el día de filmación, el domingo, habían sido muy buenas: “Más carga aerodinámica, más grip y más velocidad. El coche es totalmente nuevo”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS