Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona cae ante Estudiantes y no sale del pozo

Los del Ramiro, liderados por Jackson (32 puntos) y Suton (15 rebotes), vencen en la prórroga al conjunto de Bartzokas en un partido alocado

Jackson, ante Perperoglou
Jackson, ante Perperoglou efe

El Barcelona de Bartzokas no sale del pozo. Los azulgrana cayeron ante el Estudiantes (83-81) en un partido ciclotímico resuelto en la prórroga. Los 32 puntos de Edwin Jackson y la vital aportación de Suton (15 rebotes) valieron más que la constancia desapasionada de Tomic (31 de valoración), que falló el triple que hubiera dado la vuelta al marcador. Presume el Estudiantes en su ideario de ser un equipo de patio de colegio y, cuando el juego se lleva por delante a las pizarras, sus partidos en el WiZink Center se convierten en un correcalles tan vibrante como destartalado. En el frenesí triunfó la Demencia.

Los de Salva Maldonado se remangaron de salida con un parcial de 14-8 en los primeros siete minutos, pero pronto confundieron el vértigo con la prisa y se olvidaron de defender. La respuesta del Barcelona fue contundente. Koponen y Perperoglou encontraron vía libre hacia el aro y el marcador dio un volantazo (23-33, m. 15). La segunda unidad del conjunto colegial hizo perder el paso a los locales (con cinco de sus piezas valorando en negativo en la primera mitad) y la circunstancia permitió hacer camino al cuadro de Bartzokas. Sin embargo, este Barça no tiene programa de gobierno y pronto se contagió de la sensación generalizada de descontrol. Las pérdidas de balón (nueve en los primeros 20 minutos) y las faltas personales de Claver y Vezenkov impidieron a los azulgrana coger vuelo. Mientras, Edwin Jackson disputaba su doble partido habitual, contra el rival y contra la estadística. Los 14 puntos del escolta francés antes del descanso (junto a seis faltas recibidas) rearmaron al Estudiantes para seguir remando (33-35, m. 20).

A la vuelta de la caseta, Eriksson y Claver se lanzaron a discutir la supremacía de Jackson desde el perímetro con una ráfaga de triples que permitieron al Barça dar otro demarraje (37-48, m. 23). Pero ninguno de los dos equipos era capaz de hilar dos buenos ataques o dos buenas defensas. Las constantes pérdidas de balón emborronaban la contabilidad y abrían la montaña rusa. Jackson sumaba a punto por minuto y, sin mucho más sustento, el Estudiantes se agarraba al duelo a base de arreones (56-59, m. 29). Rice y Renfroe apenas veían aro, Perperoglou no tenía mucho carrete y ni Munford ni Diagné pisaron la pista, así que el Barça era Tomic por dentro y Koponen por fuera. Suficiente ante un rival voluntarioso pero inconsistente, que pareció derretirse definitivamente con cinco puntos consecutivos de Oleson (58-71, m. 34).

Puro espejismo. Ni se había rendido Estudiantes, ni había encontrado la firmeza el Barcelona, ni había cerrado el parque de atracciones en Goya. Se fue agigantando Suton bajo los aros y Jamar Wilson lideró otro arrebato que permitió a los del Ramiro volver a la pelea (70-72, a 2m 49s). Los de Salva Maldonado fallaron cuatro ataques para empatar el partido, Oleson anotó dos tiros y a Edgar Vicedo se le quedó corto el triple que valía la gloria. La foto-finish por el rebote le dio el último balón a los colegiales con tres segundos por delante. Perperoglou cometió falta sobre el propio Vicedo que falló los dos tiros libres, pero el Barça volvió a perder el rebote y Balvin volvió a la línea de personal, esta vez sí, para mandar el choque a la prórroga. Siete puntos de Tomic parecieron evitar otro sofocón del Barça de Bartzokas, pero el croata falló el último y precipitado lanzamiento. Ganó el Estudiantes.

Todas las estadísticas del Estudiantes-Barcelona

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información