Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es Belichick, entrenador de los New England Patriots

El técnico de 64 años es hijo de militar y destaca por su capacidad para descubrir el talento

Bill Belichick, entrenador de los New England Patriots.
Bill Belichick, entrenador de los New England Patriots. USA Today

“Lo que pasa con Bill es que no solo sabe qué tipo de jugadores encajan en su sistema, sino que también puede entrar en la cabeza de la gente”. Es una de las citas que el periodista del New York Times Michael Holley recoge en su libro Belichick y Brady: dos hombres, los Patriots, y cómo revolucionaron el fútbol americano (Hachette Book, 2016). En él se retrata la relación entrenador-jugador más fructífera de la historia del deporte más seguido en Estados Unidos, desde que unieran sus carreras en 2000. Con su quinta Super Bowl juntos superan los cuatro de Tom Landry y Roger Staubach con los Cowboys de Dallas; los de Marv Levy y Jim Kelly con los Bills de Buffalo; y a Chuck Noll y Terry Bradshaw, de los Steelers de Pittsburgh.

William Stephen Belichick, alias Bill (Nashville, 64 años), es con 26 temporadas en activo el entrenador más longevo de la NFL, y tras el último título en el bolsillo —el quinto para el equipo de Boston en los últimos 16 años—, el principal candidato a mejor entrenador del año, distinción que ya logró en 2003, 2007 y 2010. “Este triunfo es de todos los jugadores que dejaron todo en el campo de juego, el mérito es de ellos, que dieron lo mejor de sí”, aseguró Belichick tras el encuentro, en un mensaje que traslada el argumento principal de su manual.

Steve, su padre, fue entrenador asistente en la Academia Naval del ejército estadounidense, y en 1950 escribió el libro Football Scouting Methods (Métodos de reclutamiento en el fútbol), un manual que todavía hoy sigue siendo una referencia para cualquier entrenador. Y, cómo no, para su hijo. “La clave simplemente fue no bajar nunca los brazos y seguir haciendo bien lo que sabemos hacer desde el principio hasta el final”, remachó, haciendo valer el impacto del positivismo en la resolución de situaciones límite, uno de los pilares de su método.

Brady y Belichick se abrazan tras la final de la Super Bowl. ampliar foto
Brady y Belichick se abrazan tras la final de la Super Bowl. EFE

Antes de tocar la gloria de la mano de Brady, la historia de Belichick no comenzó de la mejor manera. En su primera experiencia como entrenador principal fracasó con los Cleveland Browns, a los que llegó tras 15 temporadas como asistente. En las cinco campañas que los dirigió no logró alcanzar ninguna final, pero fue juntarse con el quarterback californiano, y entrar en la historia. “Amo el juego, la pasión por el juego. Siento pasión por ser parte de un equipo, de un grupo, de un compromiso por rendir a un alto nivel y no ser egoísta”, aseguró el técnico de Tennessee en una de sus últimas conferencias antes de la final.

Los principales analistas del fútbol americano sitúan a Belichick como un especialista en el análisis de los puntos débiles de su rival. “Va a convertirse en el entrenador más grande de la historia”, asegura Phil Simms, exjugador de los New York Giants y que coincidió con él cuando este era asistente de Bill Parcells.

Más información