Nadie regatea más que Kovacic en el Real Madrid

El centrocampista croata, al que Zidane lleva tiempo pidiendo que sea más atrevido y explote su faceta de llegador, supera incluso a Modric en quiebros

Kovacic conduce el balón en el partido contra la Real Sociedad.
Kovacic conduce el balón en el partido contra la Real Sociedad. J.J. Guillén (EFE)

A Mateo Kovacic le esperaba el domingo en el vestuario su hermano Luka Modric. Compañero, amigo y pequeño faro que le guió en su proceso de adaptación al club y al fútbol español, vio el partido desde el palco y fue el primero en bajar para felicitarle por el gol que abrió el marcador y por el pase a Cristiano Ronaldo en el segundo. Al centrocampista croata de 22 años —al que algunos siguen viéndole un corte defensivo que nunca ha tenido— ya no se le mira como a una joven promesa que acaba de llegar y necesita asentarse y demostrar en cada partido que vale para un equipo como el Madrid.

Se tuvo que asentar sí o sí, y a contrarreloj, en otoño. Con las bajas de Casemiro, Modric y luego la de Kroos, parecía que la estructura del conjunto blanco era incapaz de sostenerse. Kovacic sustituyó al brasileño, al croata y al alemán y se pareció al Kovacic de la selección croata y al de los mejores momentos con el Inter: un futbolista seguro, con calidad en el pase, vertical y con llegada. Polivalente. Cuando volvieron los tres titulares de Zidane, Kovacic regresó al banquillo cual alumno aplicado que respeta las jerarquías y sabe lo que hay. Y cuando el técnico le ha vuelto a necesitar (Modric está de baja por una sobrecarga) ha regresado con los automatismos de siempre.

Más información
El Real Madrid coge aire
Zidane: “Hemos vuelto a lo nuestro”
“Benzema no lo está haciendo tan mal”

Sin Modric el Madrid está teniendo problemas en la salida del balón (Kroos en Vigo tuvo encima a Wass todo el encuentro y el domingo contra le Real jugó más replegado) y Zidane se ha encomendando a la verticalidad de Kovacic. Es de los pocos jugadores de la plantilla que se mete entre líneas con el balón pegado al pie y que rompe las barricadas del rival. Una bendición cuando hay defensas cerradas, cuando el Madrid no tiene salida y cuando decide apostar por la contra, como el domingo contra la Real.

Zidane, que este verano se opuso a la salida del croata, lleva tiempo insistiéndole en que tiene que ser más atrevido de medio campo hacia adelante. Poco a poco le va convenciendo: es el jugador de la plantilla con más regates completados (57 por los 40 del segundo, Modric). El gol contra la Real fue su primero en Liga en lo que va de temporada (ha marcado otro en Champions).

“La posesión no es todo en el futbol, a veces necesitas la profundidad y se vio en el primer gol, con el intercambio de pases entre Karim y Cristiano y la llegada de un jugador de segunda línea como Mateo. Lo habíamos preparado”, explicó Zidane. En el mano a mano con el portero, además, Kovacic no se puso nervioso (era el primer remate a puerta del Madrid en toda la primera parte) y le coló el balón entre las piernas.

“Es un futbolista importante, joven, cada vez que tiene la oportunidad de jugar intenta hacerlo bien. Me ha gustado y en un futuro lo puede hacer mucho mejor. Estoy muy contento de tener a un jugador así y de este nivel en la plantilla”, le piropeó Zidane.

Kovacic, que a veces se concede paseos por el Retiro, se junta mucho con Modric y su familia. En el vestuario ha hecho piña con los españoles de su quinta. Controla muy bien el castellano y eso le permite pillar las bromas y vacilar a su vez. Tiene aire de despistado, pero dicen en Valdebebas que es muy buen chico y listo, y que le gusta tomar decisiones.

No sólo Zidane, también Florentino Pérez, siempre que puede, le dice que explote más su perfil llegador (3 goles en 58 partidos). Ha ido despojándose de la timidez poco a poco y aún tiene margen de mejora. Juega mucho en campo contrario (583 toques) y tiene un 91% de acierto en los pases. El domingo, en Vigo, tendrá que asumir el papel de capitán general. Kroos es baja por sanción y Modric está terminando su recuperación.

Sobre la firma

Eleonora Giovio

Es redactora de deportes, especializada en polideportivo, temas sociales y de abusos. Ha cubierto, entre otras cosas, dos Juegos Olímpicos. Ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS; ha sido colaboradora de Onda Cero y TVE. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Bolonia y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS