Rafa Nadal, finalista del Open de Australia

El español vence en un partido de gran nivel a Grigor Dimitrov en casi cinco horas de juego

Rafa Nadal celebra su victoria ante Dimitrov en las semifinales del Open de Australia
Rafa Nadal celebra su victoria ante Dimitrov en las semifinales del Open de AustraliaKin Cheung (AP)

Nadal vence a Dimitrov en un pulso heroico y disputará la final del Open de Australia contra Federer

Rafael Nadal derrotó al búlgaro Grigor Dimitrov (6-3, 5-7, 7-6, 6-7 y 6-4) en la segunda semifinal del Open de Australia y vuelve a la final de un torneo de Grand Slam por primera vez desde la que disputó el 8 de junio de 2014 en Roland Garros ante Novak Djokovic. Dos años y medio después, el balear peleará por el que sería el 70º título de su carrera.

Ganador de 14 torneos del Grand Slam (9 Roland Garros, 2 Wimbledon, 2 USA Open y 1 Open de Australia), Nadal se medirá el domingo a las 09.30 (Eurosport) a Roger Federer. Será el 35º duelo entre ambos con un balance de 23 victorias para el español (9º en el ránking ATP) y 11 para el suizo (17º). La última vez que ambos se disputaron un título fue en 2015 en el torneo de Basilea, con victoria para Federer (6-3, 5-7 y 6-3). Una final ‘vintage’ que recupera las jerarquías tenísticas de hace un lustro. El Roland Garros de 2011 fue la última ocasión en la que Nadal y Federer se disputaron un Grand Slam. El balance en finales es de 14-7 para el balear

El búlgaro comenzó agresivo y nunca bajo el caché. En el primer juego del partido, intenso, sorprendió a Nadal y tuvo oportunidades de break. A partir de entonces, todo fue de Rafa. Nadal había cometido dos errores no forzados en ese juego inicial. No volvió a fallar en todo el set. Bolas profundas, efectividad marca registrada de la casa, passings de revés con ayuda de la muñeca derecha. El ex número uno del mundo arrolló a un Dimitrov muy fino, que nada pudo hacer ante el gran nivel del español. Un break en el séptimo juego le alcanzó para llevárselo por 6-3.

En el segundo set, Nadal se mostró un poco más errático (12 errores no forzados contra los dos del primero). Bajó la efectividad de su primer servicio y el búlgaro pudo romperle tres veces. Nadal peleó porque ganó el servicio de Dimitrov en dos ocasiones, pero el 15º del mundo ganó el set por 7-5. Durante ese parcial, Rafa fue muchísimo menos agresivo, que el búlgaro quien lo dobló en tiros ganadores. El partido era ya de alto voltaje: muchos rallys por arriba de los 15 tiros, mucha estrategia para buscarse los puntos débiles, el Rod Laver deliraba y Dimitrov demostraba por qué no había perdido ningún partido hasta entonces en la temporada.

La dinámica del tercero fue similar, porque Rafa pudo romper en el quinto juego pero rápidamente Dimitrov recuperó el break. Lo hizo en base a un Nadal menos profundo pero a un revés mucho más sólido con el que falló menos y lastimó mucho, pero mucho más. El encuentro era muy desgastante para ambos y Rafa no mostraba ya la misma reacción para responder a los impredecibles ángulos del búlgaro. Y para peor, en los momentos en los que pudo haber golpeado, Dimitrov respondía con tiros sobre la línea. Gran, gran tenis del búlgaro en el ecuador de las semifinales. Nadal presionó en el 5-5 pero Dimitrov no cedió y se aseguró al menos el tie-break. Allí apareció Nadal en todo su esplendor, dos puntos maratonianos, le bastaron para demoler el cerebro del Dimitrov, que cansado dejó una bola en la red para darle el tercer set a Rafa.

La lógica indicaba que a medida que pasaran los sets y los juegos la intensidad disminuiría y los puntos se harían más cortos. Pero el partido era ajeno a cualquier cosa terrenal y nada de eso sucedió. Los peloteos se hicieron cada vez más largos y Nadal machacaba en casi todos, pero Dimitrov mostró una entereza física de jugador top. Nunca se dio por vencido el búlgaro que batalló hasta el final desde el primer juego del partido. Así llegó al tie-break, donde mostró nervios de acero y en base a tiros profundos y ángulos cortos, se llevó el desempate por 7-4. El partido era una verdadera maratón.

No hubo tregua en el último y definitivo parcial. Ambos se mostraban enteros físicamente. Cansados, claro, pero enteros y dándolo todo. Nadal apretó un poco más y se llevó la semifinal ante un Dimitrov heroico.

Pablo Vande Rusten
La misma pista que lo verá en otra final ante Roger Federer. "Es especial para los dos. Sé que Roger ha tenido algunos problemas también". Nadal se despide y se prepara para descansar. El domingo necesitará darlo todo. Nosotros hasta aquí llegamos con este directo. Volveremos a encontrarnos el domingo, para el clásico de los clásicos. ¡Hasta pronto!
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
"El tiempo que estuve en casa lo aproveché bien pero no soñaba con estar en este nivel nuevamente", dice Nadal, felíz, tras el partido, aún en la pista del Rod Laver.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
"He tenido momentos duros, pero he trabajado muy duro también", confiesa Nadal.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
"El público ha estado impresionante", remarca Nadal. Claro, todos quieren verlo ante Federer.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
El domingo reviviremos el clásico de clásicos. Federer contra Nadal.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Dimitrov se va muy ovacionado, casi entre lágrimas. Mucha entrega del búlgaro.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadal deberá recuperarse mucho para la final del domingo.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Dimitrov y Nadal se abrazan en la red. ¡Qué partido! 4 horas y 56 minutos. Qué tensión. No hay muchas formas de describir este partido.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
¡Rafael Nadal es finalista del Open de Australia! ¡Grande, Rafa!
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. Otro buen saque de Nadal. Tercera oportunidad para ganar el partido.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. La tensión es ilimitada ahora en el Rod Laver, en Madrid y en cualquier parte del mundo. Dimitrov ataca y resiste. 40-40.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. Gran saque de Nadal. Segundo match point.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. Perdón la insistencia, pero Dimitrov no se rinde. Otro gran punto con match point en contra. Enorme. 40-40.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. Besa la línea ese ace. Bola de partido para Nadal.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. Dimitrov emociona. No se rinde nunca. Qué punto. 30-30. Da lo mejor de él el búlgaro.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. Cañazo de Nadal con el revés. 30-15.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. 30-0. Se va larga la derecha de Dimitrov. Rafa, un paso más.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. Empezamos bien. Sale desviado el resto de revés de Dimitrov. 15-0.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4. Saca Nadal. Rafa quiere volver a una final de Grand Slam. A ver, Rafa.
Pablo Vande Rusten
Pablo Vande Rusten
Nadalº - Dimitrov. 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 5-4.
Pablo Vande Rusten
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS