Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nazaré, capital mundial de las olas gigantes

Acérquese al país vecino a disfrutar del paraíso de la Big Wave Tour

Nic von Rupp surfea una ola gigante en Nazaré en el Big Wave Tour (BWT) Nazaré Challenge , celebrado el pasado 20 de Diciembre del 2016
Nic von Rupp surfea una ola gigante en Nazaré en el Big Wave Tour (BWT) Nazaré Challenge , celebrado el pasado 20 de Diciembre del 2016 WSL

Cuando uno piensa en las grandes olas, algunas llamadas “mandíbulas” por los surfistas, no puede evitar imaginarse destinos como Maui en Hawái o Moorea en Polinesia, pero lo cierto es que si se quiere ver, o hasta surfear, olas gigantescas no hay más que coger el coche y conducir hacia el este, hacia Portugal, hacia el pueblecito pesquero de Nazaré, a unos 100 kilómetros al norte de Lisboa.

Nazaré es la capital mundial de las grandes olas y el pistoletazo de salida del Big Wave Tour, la competición de surf para valientes que se suben sobre una tabla y miran hacia abajo desde un cuarto piso en todo lo alto de una muralla de agua. Pero no siempre fue así. Hace tiempo los surfistas renegaban de Nazaré, algunos decían que el fenómeno oceanográfico que ocurre en Nazaré no era una auténtica ola, que no tenía canal, que su pendiente era muy suave. Pero los surfistas profesionales de grandes olas, entre ellos la brasileña Maya Gabeira, que casi muere surfeando una de estas monstruosas olas hace unos años, supieron apreciar está maravilla de la naturaleza marina que ocurre a finales del otoño o principio del invierno. Hoy en día hay unanimidad de opiniones: Nazaré es la capital mundial de las grandes olas.

Esta temporada Nazaré ha sido parada para la celebración de la primera prueba de la competición mundial de grandes olas. El pasado 20 de diciembre los aficionados al surf pudieron disfrutar de olas de más de diez metros producidas por el cañón submarino que se extiende en Praia do Norte, Nazaré, y surfeadas por los mejores atletas de este deporte. Toda una multitud se reunió alrededor del faro para contemplar las impresionantes olas y las no menos impactantes cabalgadas de los surfistas.

Documental "Volviendo a Nazaré", sobre el regreso de la surfista Maia Gabeira después de su grave accidente en esta localidad portuguesa

“Creo que estás olas son de las más grandes que he tenido la oportunidad de surfear aquí en Nazaré, lo que ha hecho que la competición fuese increíble", declaró el surfista portugués Joao De Macedo, que fue tercero en la clasificación final. Los otros ganadores fueron el asutraliano Jamie Mitchell en primer lugar, y como medalla de plata, el surfista brasileño Carlos Burle.

De Nazaré, Portugal, la competición de grandes olas dará un salto a México, donde se celebrará el Todos Santos Challenge seguramente antes del 28 de Febrero, cuando la temporada termine en el hemisferio norte.

El Cañón que dispara olas mostruosas en Nazaré

Praia Do Norte, Nazaré
Praia Do Norte, Nazaré WSL

El Cañón de Nazaré es un valle submarino en la costa de Nazaré, talud continental del océano Atlántico. Tiene una profundidad de al menos 5.000 metros y una extensión de cerca de 230 km. Su origen geológico seguramente fue la existencia de un rio, pero lo que realmente importa es su forma de embudo con la parte estrecha justo en el frente de Praia do Norte, donde el cañón se estrecha hasta los 100 metros. El cañón dirige las olas sin que estas pierdan energía y justo cuando se estrecha comprime toda esa fuerza para que salte por encima de la superficie de forma espectacular, a veces alcanzado alturas de 30 metros.

Esta especial orografía provoca olas muy grandes, grandísimas. Gracias a este cañón el 1 de Noviembre de 2011, el surfista hawaiano Garrett McNamara surfeó una ola gigantesca, batiendo el récord mundial, con 23,77 metros. En enero de 2013, superó su propio mejor registro cabalgando una ola 30 metros también en Nazaré.

Otra gran ola que ha generado este cañón submarino son los 7 millones de euros que la competición Big Wave Tour ha dejado en el pueblecito pesquero y que ha contado con la asistencia de 20.000 personas.

Pero aunque la Playa do Norte haya cautivado la atención del mundo de los surfistas de grandes olas, Nazaré no tiene solo olas gigantes y poderosas, sino también rincones y olas accesibles a todos los amantes de la tabla, de cualquier nivel ¿Quizá su próximo destino surfista?

Más información