Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España vence a Brasil con sudores fríos

Desajustado en defensa, el equipo de Ribera se recompone en el segundo periodo y se impone por 28-27 en una taquicárdica noche en Montpellier. Croacia o Egipto serán el rival de cuartos el próximo martes

Brasil - España Mundial de Balonmano
Lángaro frente un avance de Dujshebaev. REUTERS

La España sufridora, la España taquicárdica. La España a la que se le hizo un nudo en la garganta, porque perdió su esencia defensiva durante media hora y luego se vio con urgencias, algo que no había sentido en ningún instante de este campeonato. Luego corrigió y avanzó, pero con un desenlace apurado y sudores fríos, muy fríos. Lo mejor, el resultado, el 28-27 que concedió el billete a los cuartos de final, en los que Croacia o Egipto será el rival del martes (20.45). Ya hay licencia para soñar, pero lo de anoche en Montpellier fue un aviso. Cualquier desconexión se paga, y más ahora que se avecinan curvas más pronunciadas.

No había lucido Brasil en la fase inicial —fue cuarta de su grupo—, pero la selección sudamericana ha cogido filo en los últimos años y cuenta con jugadores más que interesantes; de hecho, la mitad de ellos desfila por la Liga Asobal. Son los denominados Hijos de Jordi, porque al fin y al cabo fue el actual preparador español quien diseñó el plan para potenciar el balonmano brasileño. Así que unos y otros se conocían muy bien, buen rollito y abrazos antes del pulso. Pero lo dicho, luego España se metió en un buen lío.

Si se abre, si no carbura como bloque, se convierte en un equipo vulnerable. Junto al vértigo, la defensa es su gran seña de identidad, y si el muro se fisura llegan las fugas. En el primer periodo encajó 18 tantos, muchos, demasiados. Dio más crédito de la cuenta a Brasil y esta, a la que vio la puerta abierta, entró con todo. Excelente Lángaro en las penetraciones y el tiro exterior, bien aliado con Silva y también con el pivote Pozzer. Todos ellos muy bien, pero ninguno como el portero Almeida, el pletórico Bombom (37%, 14 intervenciones). Lo paró casi todo el ex del Granollers, clarísimos mano a mano.

Vio el desajuste Brasil, que le invitaban a pasar, y no dudó. España se dio cuenta de que los jordis no iban de farol y recobró la forma, se enmendó. No en el sentido ofensivo, bien engrasado, sino en la retaguardia. Se corrigió el posicionamiento y a partir de ahí comenzó a ser mucho más reconocible. Volvió el estilo, el pegamento atrás, las ayudas y el 6-0 firme de los compromisos previos. Volvió la España decidida y enchufada, con Álex Dujshebaev dando un paso adelante otra vez, armando el brazo en los momentos críticos, cuando el marcador reflejaba 25-25 a menos de cinco minutos, por ejemplo.

Irrumpió también Corrales, muy fino a los tiros de media distancia, y Rivera, que convirtió un siete metros para que la cosa fuese cambiando de color y el dramatismo menguase. Y así ocurrió. El final fue un tanto tenebroso, con las exlclusiones de Lángaro y Toledo; es decir, alivio. Hubo una sobredosis de suspense que convendría haberse ahorrado, por supuesto, pero esto es un Mundial. Y, ya se sabe, la senda no está exenta de minas ni de malos momentos. Los hubo esta vez y los habrá. Por suerte, Brasil se encogió y perdió su gran oportunidad, porque no todos los días te abren la puerta.

Pero España (uf), sudores fríos... la cerró a tiempo.

ESPAÑA, 28 - BRASIL, 27

Brasil: Almeida (1); Chiuffa (5, 3p), Toledo (3), Silva (7), Langaro (5), Novais (2) y Pozzer (4), Santos (ps), Teixeira (-), Torriani (-), Candido (-),Guimaraes (-), Ceretta (-), Moraes (-), Ponciano (-) y Dutra (-).

España: Pérez de Vargas; Balaguer (4), Dujshebaev (5), Gedeón Guardiola (-), Morros (-), Cañellas (5) y Angel Fernández (3), Corrales (ps), Gurbindo (-), Rivera (4, 2p), Víctor Tomás (-), Entrerríos (1), Sarmiento (2), Aginagalde (4), Goñi (-) y Figueras (-).

Marcador cada cinco minutos: 3-3, 6-5, 8-7, 11-9, 14-13 y 18-16 (Descanso) 19-16, 20-20, 23-23, 24-25, 26-26 y 27-28.

Unos 11.000 espectadores en L’Arena de Montpellier.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información