Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ABUSOS SEXUALES EN EL DEPORTE

La juez envió a Millán a prisión para que no manipulara a sus víctimas

El auto constata "la gran influencia psíquica" que ejerce el entrenador sobre los menores denunciantes

Miguel Angel Millan en una imagen de la Federación Canaria de Atletismo.
Miguel Angel Millan en una imagen de la Federación Canaria de Atletismo. EL PAÍS

La juez que investiga los supuestos abusos sexuales cometidos por Miguel Ángel Millán sobre varios menores decidió el lunes enviar al entrenador de atletismo a la cárcel Tenerife 2 ante el riesgo de que este influyera en las víctimas y en los testigos del caso, según revela el auto de prisión hecho público  este martes. En el auto, la  magistrada Celia Blanco, del juzgado de instrucción número 2 de La Laguna (Tenerife), constata "la gran influencia psíquica ejercida" por el "entrenador y confidente" sobre el segundo denunciante, que aún es menor de edad.

Esta segunda denuncia ha dado un vuelco total a un caso que se abrió en junio por la acusación de un exatleta de Millán que hoy tiene 20 años y fue archivado en octubre gracias en parte al testimonio del menor. Cuando este, que denuncia abusos graves cometidos entre 2015 y 2016,  declaró por primera vez ante la policía el pasado mes de agosto no solo negó haber sufrido ningún tipo de abuso por parte de Millán sino que avisó al entrenador de que la investigación estaba en marcha, constata la juez, "lo que pone de relieve la grandísima influencia del investigado sobre las presuntas víctimas". En su relato este menor afirmó que cuando no accedía a las pretensiones de Millán "era ignorado en los campeonatos y le dejaba de hablar y aconsejar".

Además la juez subraya que Millán, que tiene 66 años, no ha colaborado con la investigación y pone como ejemplo que el entrenador tiene un piso "donde al parecer llevó a cabo abundantes actos presuntamente delictivos contra el menor y donde es probable que hubiera material incriminatorio". En el registro de su casa el pasado mes de diciembre la policía requisó un ordenador porque los denunciantes han asegurado que Millán les ponía pornografía.

El auto destaca también que los testimonios de otros atletas de Millán en Alhama de Murcia, donde ejerció hasta 1992, y Tenerife que aseguraron haber sufrido abusos similares, aunque han prescrito, dan "credibilidad a las denuncias actuales" y reflejan el método que seguía Millán con sus víctimas: "el investigado se convertía para ellos en una figura clave, influyente, semejante a la paterna, y aprovechando esas concentraciones deportivas, y siendo todos menores de edad, desataba con ellos sus deseos lúbricos". Entre los exatletas de Millán que declararon ante la policía está Antonio Peñalver,  subcampeón olímpico de decatlón en Barcelona 92.

Millán era responsable de combinadas (decatlón y héptatlón) de la Federación Española hasta el pasado mes de noviembre. Fue destituido por este asunto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información