Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presión del Madrid que marea a los rivales

Modric dice que es una orden del técnico y que el equipo consigue cumplirla por lo bien que está físicamente

fOTO: Casemiro y Nacho intentan quitarle el balón a Alberto Bueno del Granada. / VÍDEO: Declaraciones de algunos jugadores tras el partido.

Durante el Mundialito se hablaba de si después de las vacaciones de Navidad seríamos capaces de seguir en esa línea y mantener el ritmo. Tener una semana de minipretemporada nos ha venido muy bien para empezar el año de esta manera, lo que hay que hacer ahora es seguir. La presión adelantada depende de ese trabajo físico que hemos hecho”, analizaba ayer Zidane después de la contundente victoria (5-0) del Madrid contra el Granada. En los dos primeros partidos de 2017, los blancos llevan dos victorias, buen fútbol, ocho goles a favor y cero en contra. La imagen que transmiten es de equipo fuerte, sólido y organizado. Un equipo capaz de mandar de principio a fin, sin sufrir esos despistes o apagones que le han costado más de un susto (véase la final del Mundialito contra el Kashima).

Zidane ha ordenado adelantar las líneas y los jugadores cumplen. Esa presión tan alta sorprendió primero al Sevilla, al que dejó sin argumentos, y sonrojó después al Granada, que ni siquiera amagó con un acto de resistencia. Esa presión le permite al Madrid jugar con las líneas más juntas y durante mucho rato en campo contrario y crear superioridad.

Contra el Sevilla, Casemiro robó el balón que terminó en el 1-0 de James en tres cuartos de campo del Sevilla (se lo birló a N’Zonzi). Ayer volvió a hacerlo de nuevo: robó la pelota casi en la misma zona pero más a la derecha e inició la jugada que terminó con el pase de Benzema y el tanto de Isco en el 1-0.

“Es lo que nos pide el míster: que presionemos arriba. Y como estamos bien físicamente lo hacemos bien y manteniendo el ritmo. Hay que seguir así”, analizó Luka Modric en los micrófonos de beIN después del partido. Le preguntaron también si el Madrid está pasando por su mejor momento. “Después de la semana de vacaciones hicimos una pequeña pretemporada, trabajamos fuerte y se nota en el campo”, contestó. El centrocampista croata siempre había reivindicado el trabajo de equipo y es el primero que riñe a sus compañeros —como hizo con James en el partido de Copa contra el Sevilla— cuando no bajan a hacer las coberturas.

Lejos de acusar la semana de vacaciones, el largo viaje a Japón y el parón navideño, el Madrid ha ganado solidez y continuidad. Con la victoria de ayer ante el Granada, Zidane iguala la racha de Luis Enrique con el Barcelona de 39 partidos sin perder.

"Seriedad e intensidad"

“La gente está disfrutando de este Madrid. Lo más importante es ganar, sí, pero también cómo lo vamos a hacer. Estamos haciendo las cosas bien y con seriedad y si se hace eso, la gente disfruta y nosotros también. Lo que destaco es la seriedad que ha tenido el equipo desde el primer minuto hasta el final: respetando al rival, jugando con intensidad, presionando cuando perdíamos el balón y agobiando al Granada”, explicaba ayer el técnico francés. “Lo más importante para mí es ganar y para los jugadores también, pero antes del partido siempre les digo que den el máximo y se entreguen al cien por cien porque así es más fácil conseguir las cosas. Todo es fruto y consecuencia del trabajo y el trabajo hay que demostrarlo a diario”, aseguró Zidane.

Su mérito es que toda la plantilla haya entrado en esa dinámica. De ahí que el grupo responda y que las lesiones —tan importantes como la de Bale, por ejemplo— ni se noten. En los dos primeros partidos del año, además, el Madrid ha conseguido dejar la portería a cero, algo que sólo había ocurrido cinco veces en toda la temporada.

“Es muy importante, no solo para el portero, también para la defensa y todos los demás porque significa que estamos trabajando bien”, apuntó el técnico que ayer volvió a rotar. Morata y James, titulares en Copa, dejaron el sitio a Benzema y Cristiano. Isco, autor de un doblete, jugó de inicio. El colombiano entró en la segunda parte para dar descanso a Kroos y Asensio sustituyó al malagueño, dolorido por un golpe y una mala caída. Coentrão relevó a Marcelo en la última media hora.

“Todos son importantes”

 ¿Cómo funciona el proceso de las rotaciones? ¿Las decide en función del rival, de la condición física, de la cantidad de minutos que lleva cada uno o de un plan más a largo plazo?, le preguntaron a Zidane. “El proceso es que para mí todos son importantes y tienen que jugar todos. Tengo a un grupo de 24 y lo que pienso y les transmito es que vamos a ganar todos juntos. Cuando te entrenas toda la semana, tienes que tener una oportunidad de jugar y teniendo tantos partidos puedo hacerlo. En mi época de jugador, con 13 futbolistas, no se podía hacer. Ahora sí puedo rotar y hacer que todos los jugadores se sientan importantes y no sólo en los entrenamientos. Sale uno y entra otro y no hay mucha diferencia”, comentó.

Y así se ha demostrado en lo que va de temporada. El Madrid ha tenido las bajas de Cristiano Ronaldo, Benzema, Morata, Kroos, Casemiro, Modric, Sergio Ramos y Bale y pese a ello, sigue yendo como un tiro.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información