Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El videoarbitraje se estrena con polémica en el Kashima-Atlético Nacional

El árbitro de la primera semifinal del Mundial de Clubes sancionó el primer penalti oficial de la historia con la ayuda de la tecnología tras mirar las imágenes de un empujón en el área

El árbitro húngaro Viktor Kassai sanciona el penalti para el Kashima. En vídeo: Así funciona el video-arbitraje que la FIFA ha puesto a prueba.

El uso de la tecnología para apoyar las decisiones arbitrales se ha estrenado con polémica. El penalti señalado por el húngaro Victor Kassai, tras revisar las imágenes, en la primera semifinal del Mundialito de Clubes pasará a la historia por ser el primero sancionado gracias al videoarbitraje (VAR). Sin embargo, la decisión ha sido muy cuestionada y ha denotado las imperfecciones del sistema. Las dos circunstancias que concurrieron en la secuencia de la jugada son las que han puesto en evidencia que a la FIFA aún le quedan ajustes por realizar. Se discute si el jugador del Kashima que fue derribado está en fuera de juego y causó estupor que la decisión fuera tomada dos minutos más tarde de que sucediera la acción. ¿Qué hubiera ocurrido, por ejemplo, si en esos 120 segundos el Atlético Nacional hubiera marcado un gol? Solo la posibilidad de plantearse esta pregunta pone en solfa la innovación que pretende imponer la FIFA.

El organismo que rige el fútbol mundial trató de apagar el incendio medíatico que ya se había generado en torno a la decisión. La situación fue muy particular. El japonés Daigo Nisho estaba en fuera de juego cuando fue derribado por el colombiano Orlando Berrío. Para la FIFA, que se ampara en un cambio de reglamento de 2014, “el offside no se materializa porque el jugador nunca tiene la oportunidad de disputar el balón”, pero, además, una posición adelantada no está entre las decisiones que pueden tomarse a través del video ref.

El primer argumento de la FIFA es una cuestión interpretativa del árbitro, que también podría haber considerado que el jugador del Kashima sacaba ventaja de su posición y que por eso podría estar en fuera de juego, pero no fue el caso. El segundo, el que no pueda rearbitrarse un fuera de juego vuelve a evidenciar que a la iniciativa le falta consistencia. Los goles concedidos o anulados por la norma del fuera de juego forman parte, junto a los penaltis, de las acciones sobre las que más discute y se polemiza en los partidos. A veces son decisiones que se toman en décimas de segundo y el acierto o el error del colegiado y sus asistentes se mide por milímetros. El fuera de juego, junto a los goles fantasma, ya remediados con el ojo de halcón en Italia e Inglaterra, es el lance en el que más podrían necesitar los equipos arbitrales las ayudas tecnológicas y sin embargo la FIFA no contempla su rearbitraje.

“Es la primera vez que esta tecnología se usa en directo en un partido oficial de la FIFA con asistentes de vídeo. Es algo nuevo para todos, es la primera vez que vemos correr a un árbitro hacia la zona de reproducción de vídeos situada en el centro del campo ”, señaló Massimo Busacca, el jefe del comité de árbitros de la FIFA. “En el incidente”, agregó Busacca, “la comunicación entre el árbitro y el asistente de vídeo ha sido totalmente clara, la tecnología ha funcionado bien y, en última instancia, el árbitro ha tomado la decisión, como tiene que ser porque los VAR están aquí sólo para ayudar".

El uso del vídeo fue aprobado el pasado mes de marzo y fue experimentado en algunos amistosos internacionales. En este Mundialito se ha utilizado por primera vez y ya se ha comprobado que es capaz de generar la misma polémica que el error humano.

Más información