Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué sale D'Alessandro?

El cambio que decide Gallardo deja a River sin figura y le entrega el partido a Carlos Tevez

Andrés D'Allessandro disputa un balón con Gago. Ampliar foto
Andrés D'Allessandro disputa un balón con Gago. Reuters

Es difícil saber que estaba haciendo Andrés D’Allessandro antes de saltar al campo de juego del Monumental para enfrentar a Boca, el rival de toda su vida, en el último partido en casa antes de su despedida del club. Tal vez pensaba en cuanto extrañará los pasillos de la institución el año entrante; o elaboraba en su cabeza los certeros pases que minutos más tarde desplegó en el césped; otra posibilidad es que haya estado pendiente del empate entre Inter y Fluminense, por el torneo brasileño, que decretó el primer descenso a segunda de la historia del equipo de Porto Alegre. El mismo lugar en el que D’Alessandro debe presentare el 2 de enero, a no ser que negocie otra cosa.

El gol de Boca a los 7 minutos fue un baldazo de agua fría para todo River, al punto que el estadio enmudeció. Entre todos, hubo un jugador que animó a sus compañeros, pidió la pelota y ordenó a todo el equipo. Al cumplirse los 45 minutos, Andrés D’Alessandro y sus compañeros ya habían logrado dar vuelta el marcador y se alistaban para extender aún más la diferencia a favor del local en el complemento. Al iniciarse, River seguía siendo arrollador y si no aumentó la cuenta fue por la mala puntería de Alario y el Pity Martínez, que erraron dos goles en plena área de Boca. Las acciones siempre fueron iniciadas por el dorsal 22. Por eso sorprendió a todos cuando, a los 14 minutos del complemento, Marcelo Gallardo decidió sacar a D’Alessandro para incluir a Iván Rossi, un jugador más dispuesto a defender que podría cuidar el resultado. El ídolo de River se retiró tranquilo, sin protestar, y respondiendo al aplauso generalizado que lo despidió. Casi al instante, el partido cambió de mando y ahora fue Carlos Tevez el que se erigió en figura, con dos goles que llevan su sello.

Más tarde, en rueda de prensa, Gallardo explicó: "Con el resultado puesto, alguno puede decir que no era el cambio. Y si ponía a un jugador ofensivo y me lo empataban, iban a decir por qué no puse a un jugador de más combate".

En febrero de este año, Andrés D’Allessandro confirmó su regreso a River Plate, tras 13 años de ausencia que se iniciaron cuando el medio emigró al Wolfsburgo de Alemania. “Es una mezcla de alegría y tristeza”, dijo en ese entonces el jugador entre lágrimas, al abandonar Porto Alegre. Ahora regresa al equipo que él dejó en Primera división pero que lo recibirá en segunda. A él le da lo mismo, más allá de los colores, sabrá que su destino siempre será ponerse el equipo al hombro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información