Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Alavés explota la ingenuidad del Nàstic

Toquero abre el camino de los octavos de final al equipo vitoriano

Toquero, felicitado, tras uno de sus goles al Nàstic. Ampliar foto
Toquero, felicitado, tras uno de sus goles al Nàstic. EFE
Copa del Rey Dieciseisavos

FINALIZADO

Nàstic y Alavés se reencontraban en eliminatoria de Copa del Rey después de que, la última visita de los alaveses a Tarragona en la postrera jornada de la liga pasada, coincidiera con el ascenso frustrado de los grana a Primera División.

Gimnàstic

4-2-3-1

Vicente Moreno

13

Sebastián Saja

25

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Kakabadze

22

Lopo

5

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Bouzón

21

Ferrán Giner

6

Zahibo

15

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Juan Delgado

30

Emaná

19

Cambio Sale Jean Luc Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Amadou Boiro

16

Cambio Sale Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Elvir Maloku

8

Cambio Sale Cordero

Madinda

13

Ortolá

22

Vigaray

5

Laguardia

2

Pantic

23

Krsticic

19

Manu García

18

2 goles Gol Gol

Toquero

9

1 goles Gol Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Christian Santos

15

Cambio Sale Manu Barreiro

Theo Hernández

14

Cambio Sale Manuel Garcia

Cristian Espinoza

25

Cambio Sale Rubén Sobrino

Katai

Alavés

4-2-3-1

Mauricio Pellegrino

En un partido reservado para fieles, apenas 3.000 aficionados en las gradas, Nàstic y Alavés trataron de poner calor a la noche durante los primeros compases. Sin los agobios de la competición liguera, Vicente Moreno y Mauricio Pellegrino plantearon un once sin cerrojos y sobre el campo los jugadores trataron de ofrecer destellos de juego combinativo, un ejercicio poco habitual este año en el Nou Estadi.

El primero en golpear fue el equipo vasco. Como si se tratara de evidenciar que la visita de un Primera es motivo de contemplación, ni que sea un Primera recién ascendido, la defensa grana se quedó mirando como Toquero remataba solo a la salida de un córner. Corría el minuto 12 cuando el pelado delantero cabeceó con potencia a la red.

La réplica local podía haber llegado casi de inmediato pero Maloku se aturulló cerca del área y no supo resolver una contra que tenía claro color grana.

Al partido le siguieron minutos de algarada. El control del balón, si lo hubo, pasó a ser cosa de los visitantes hasta el descanso.

La reanudación presentó a un brioso Alavés, que jugó a su antojo con un Nàstic muy ingenuo. El segundo gol de Toquero, minuto 52, llegó tras un córner a favor del Nàstic que en un abrir y cerrar de ojos se convirtió en una contra visitante de, nada menos, cuatro atacantes para un defensa.

Si hubo mano o no en el remate de Santos que supuso el tercer gol del Alavés, quedará en anécdota. Por aquel entonces el partido, y acaso la eliminatoria, ya solo tenía un dueño, Toquero había encarrilado el pase del Alavés a los octavos de final.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.