Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “He tomado malas decisiones y me voy jodido”

El entrenador del Atlético, autocrítico con el nivel de su equipo, pero de buen humor por la clasificación a octavos

Atlético Rostov
Simeone, en el partido contra el Rostov. EL PAÍS

El Atlético de Madrid ha ganado los cuatro partidos de su grupo de Champions y se ha clasificado ya a los octavos de final por cuarta temporada consecutiva. Hay algo que, sin embargo, le ha molestado esta noche a Diego Pablo Simeone. "Hoy, el entrenador, que soy yo, tomó malas decisiones, y los jugadores resolvieron un encuentro que podría haberse complicado", ha subrayado el argentino en rueda de prensa.

Aliviado, el técnico del conjunto rojiblanco se mostró autocrítico, pero mantuvo el buen humor durante su comparecencia ante los medios, se permitió contar chistes y se rio con toda la sala de prensa. "Me voy jodido", ha confesado, aunque no quiso develar cuáles habían sido esas equivocaciones que había percibido. Lo dejó entrever Koke tras el encuentro al admitir que habían abusado de los balones largos para Fernando Torres.

"Ha sido un partido complicado, complejo, muy competido. Es un rival que no suele perder por una gran cantidad de goles y que siempre está ordenado", ha señalado Simeone sobre la actuación del Rostov.

El Atlético de Madrid consigue clasificar por cuarta vez consecutiva a los octavos de final de la Champions. "Es un paso importante, un objetivo bueno como inicio, pero ahora a pensar en la Real Sociedad, que seguramente será bastante complicado", ha destacado El Cholo. "Es un orgullo como Atlético y como entrenador, sobre todo por la forma en la que compiten estos jugadores".

No es el primer gol que le marcan al Atlético tras quedar mal parado en defensa. "El Rostov se mueve bien en los repliegues hacia adelante. Perdimos la pelota, nos encontramos abiertos y ellos resolvieron un contraataque de muy buena forma", ha considerado el entrenador sin querer remarcar ningún error puntual. Lo cierto es que al pararse en terreno rival, la defensa del equipo español queda más expuesta y sufre, como sucedió ante el Sevilla, en la derrota en el Sánchez Pizjuán. En ataque, sin embargo, el Atlético es otra cosa y contra el Rostov disparó 33 veces (aunque solo ocho a puerta).

El líder de ese avasallamiento es el francés Antoine Griezmann. "No había marcado en los últimos partidos pero siempre fue el jugador más peligroso que tuvimos en esos encuentros", ha subrayado Simeone, que además destacó la capacidad del delantero para tener buenas elecciones en los metros finales. "Debe estar contento por haber vuelto al gol y el equipo lo agradece, porque necesitábamos su presencia en la red".

Tras el encuentro, Griezmann ha destacado la labor colectiva. "Todo el mundo es líder en este equipo, hemos visto a Carrasco meter goles importantes, a Gameiro también. No podemos tener solo un jugador que nos lleve arriba, porque si no vamos mal. Tenemos una plantilla con muchos jugadores que pueden ganar los partidos y eso es lo más importante", ha resumido el francés, quien también confesó que celebrar un gol "es un sentimiento que no se puede describir" y que necesitaba eso, tras unos partidos sin poder hacerlo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información