A surfear con pieles

Los nuevos trajes de neopreno tendrán “pelos”

Nuevo tejido neopreno con pelos Felice Frankel.Vídeo: MIT / EL PAÍS
Más información
Nland, el parque de atracciones para surfistas
Vídeo: “Mi tabla de surf está hecha de tapones de vino que se bebió otro”

Un grupo de científicos de la universidad MIT se han basado en la capacidad de retener el calor de las pieles de castores y nutrias marinas para diseñar un nuevo neopreno que “revolucionará” el mundo del surf.

Para mantener el calor dentro del agua solo hay dos formas, biológicamente hablando, de conseguirlo: una es con una gruesa capa de grasa, como tienen morsas o leones marinos y, la otra, con un pelaje que retenga el aire entre los pelos, como los castores y nutrias marinas.

Cómo se fabrica y funciona un traje de neopreno actual

Sin titulo
Sin titulo

Básicamente el neopreno es una goma sintética generada a partir del polímero policloropreno, que es una molécula con dos monómeros de base de carbón. Lo importante es que este polímero, que parece una espuma, adopta una estructura "celular" donde el nitrógeno queda atrapado. Es decir, crea cámaras de gas aislantes.

Los fabricantes de trajes de surf utilizan varias capas de este material para construir un traje. Cuantas más capas se obtiene un traje más aislante. Los trajes de surf, excepto los trajes secos que utilizan los surfistas extremos en mares subpolares, no son estancos. Dejan pasar algo de agua a través de la cremallera, las juntas o cuello y puños. La clave aquí, es que no exista corriente de agua, si no que el agua que entre se quede atrapada y se caliente.

El estudio del mecanismo de cómo estos animales semiacuáticos se aíslan del medio para no perder calor, sirve de guía para el diseño “bioinspirado” de materiales para la fabricación de las nuevas generaciones de neoprenos. Y es que la selección natural, trabajando durante miles de años, da soluciones mucho más elegantes y productivas que la propia ingeniería.

Los biólogos han observado que, tanto nutrias como castores, tienen dos tipos de pelos. Unos largos y finos que cubren a los más pequeños sobre la piel y que parecen ser una capa protectora que evita que el agua llegue hasta la piel y, a su vez, retiene el aire en una serie de micro cámaras.

¿Qué hicieron los ingenieros del MIT? Diseñar un tejido fino cubierto por pelos de unos tres milímetros fabricados en un polímero de goma (polimetilsiloxano). Cuando este tejido se sumerge en agua, el peso del líquido bombea aire entre los pelos, cuya distancia es de un milímetro, donde queda atrapado. La conductividad térmica del aire es de 2 a 5 veces menor que la de la goma, lo que se traduce en una pérdida de calor en la misma magnitud.

Eso quiere decir que estos científicos podrían fabricar trajes de neoprenos “peludos” con una capacidad para retener el calor corporal de 2 a 5 veces superior a los actuales trajes de neopreno. Y, en principio, hasta mucho más ligeros. En principio.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS