Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dovizioso se lleva la ‘pole’ por delante de Rossi y Lorenzo

Márquez es cuarto en Malasia en una jornada marcada por las tormentas

Rossi, Dovizioso y Lorenzo, en el GP de Malasia. Ampliar foto
Rossi, Dovizioso y Lorenzo, en el GP de Malasia. AP

Andrea Dovizioso logró este sábado la segunda pole position de la temporada, la tercera del curso para Ducati, después de la que logró él mismo en Assen y la que consiguió Iannone en el Red Bull Ring austriaco. En una pista todavía bastante mojada tras la tormenta que había descargado durante la sesión de clasificación de Moto3, como una hora antes, el italiano optó por una estrategia distinta de la del resto de sus rivales –“Después de una vuelta decidí entrar a cambiar el neumático. El blando de detrás era demasiado blando para mí”, explicó al bajarse de la moto”–. Y confió en su Desmosedici, que por lo visto en los entrenamientos durante este fin de semana no tiene mucho que envidiar a la Honda. Aunque tampoco la Yamaha o la Suzuki.

Pareciera difícil de explicar después de cómo han evolucionado las distintas motos a lo largo de la temporada, pero en este circuito de Sepang, reasfaltado y con una curva 15 modernizada, digamos, –ningún piloto entiende por qué se le ha cambiado el peralte– la igualdad mecánica entre las cuatro grandes marcas presenta una carrera excitante. Para muestra la lucha por la primera posición de la parrilla sobre la pista regada del circuito malayo.

El más rápido fue Dovizioso. Y lo hubiera sido igualmente si solo hubiera valido la primera vuelta lanzada que marcó. Pues ningún otro piloto fue capaz de mejorar su crono en esas condiciones. Lo hizo él mismo en el último minuto. Ya no llovía. Y si lo hacía, era un sirimiri prácticamente inapreciable después del agua que había arreciado durante la mañana, en plena sesión libre de Moto2, y, muy especialmente, durante la clasificación de Moto3 –llovió tanto que en Dirección de carrera se vieron obligados a parar la sesión por unos minutos–; pero la pista seguía muy mojada. Así que la por la pole se peleó con neumáticos rayados.

Quien más y más veces se acercó al italiano fue Lorenzo, que al final se vio sorprendido por su compañero de equipo, que le birló la segunda plaza por escasas milésimas de segundo. Aunque después de las malas experiencias que ha tenido este curso en jornadas lluviosas como esta, su clasificación en la primera línea de la parrilla y su consistencia fue una alegría: “Siempre había sido rápido en Sepang con lluvia, el agarre aquí es muy bueno. Fallé en que quise tirar demasiado desde el principio y quizá sobrecalenté el neumático; eso me impidió hacer un mejor tiempo en los últimos giros. Aún así el resultado es bueno y la posición también”, afirmó al llegar al corralito.

Por primera vez desde el gran premio de San Marino, el ya campeón de MotoGP de este 2016 se quedó fuera de la primera línea. Márquez, que había dominado el último entrenamiento libre del día, y que fue también muy veloz en el tercer libre, por la mañana, se quedó a prácticamente cuatro décimas de Dovizioso. Y saldrá desde la segunda fila. El día anterior, el viernes, tuvo que ausentarte de la segunda sesión de libres por una gastroenteritis que arrastra desde su viaje a Indonesia por un compromiso con unos patrocinadores. Después de varios días enfermo, el esfuerzo en la primera sesión del viernes bajo un intenso calor (a unos 32ºC) y a más de 60% de humedad en la tórrida Malasia le causó una profunda deshidratación.

A su lado, en la parrilla, con el quinto mejor tiempo, saldrá Cruthchlow, ganador del último gran premio en Australia y con un gran ritmo también este fin de semana en Malasia. Logró mejorar sus cronos después de una caída y en los últimos segundos de la sesión. Había pasado a la Q2 con el mejor tiempo de la Q1, con el que, por cierto, de valer en la pelea por la pole, le hubiera servido para ser segundo, justo por detrás de Dovizioso.

Zarco buscará el Mundial desde la ‘pole’

N. Tronchoni, Sepang

Johann Zarco, líder de Moto2 y defensor del título, tiene este domingo su primera oportunidad de volver a ganar el campeonato de la categoría intermedia, algo que no ha conseguido nadie desde el año 2010, cuando cambió el reglamento y 250cc pasó a ser Moto2. La igualdad mecánica lo ha hecho más difícil. Pero él aspira a lograrlo en este gran premio de Malasia y lo intentará desde la pole position. El francés tiene dos duros contendientes que aprietan y que quieren ponérselo todavía más complicado, pero sabe que es el único de los tres que depende de sí mismo.

Y este sábado fue el que habló mejor y más alto en la pista. Hizo el mejor tiempo. Y no solo eso: dejó a más de dos segundos a Morbidelli, con el segundo mejor tiempo; a 3,1s a Luthi, el segundo clasificado de la general, que terminó quinto. Y a 5,7s a Rins, tan lejos que no encontraba explicación. Saldrá desde la 23ª posición de la parrilla para buscar otro imposible. Si gana, Zarco será campeón por segundo año consecutivo.

Más información