Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El despertar goleador de Gerard Moreno

El delantero del Espanyol firma el mejor registro de su carrera con una media de 0,60 por partido

Moreno marca de cabeza ante el Málaga.
Moreno marca de cabeza ante el Málaga.

A los entrenadores de la cantera del Espanyol ningún delantero les recordaba tanto a Raúl Tamudo como Gerard Moreno. Y hasta la afición blanquiazul se sumó a la comparación y, cuando el canterano volvió al club blanquiazul el curso pasado, lo recibió al grito de “Tamudo, Tamudo, Tamudo”. El problema para Moreno era que no solo competía con la leyenda del exdelantero de Santa Coloma, sino también con su poder goleador. Mientras que Tamudo es el máximo artillero catalán de la historia de la Liga (146), a Moreno se le torcía la mirilla cada vez que se acercaba a portería.

En su primera temporada en Primera, la 2012-2013, con la camiseta del Villarreal, tuvo una media de gol de 0,26 (cuatro dianas en 14 partidos). Una promedio similar al que completó al siguiente curso en el cuadro amarillo: 0,28 (siete, en 26 partidos). No cambió su racha cuando se mudó a Cornellà, firmó una planilla con siete goles en 36 partidos: 0,20 por encuentro. Hasta que Quique Sánchez Flores llegó al Espanyol y Moreno despertó su instinto goleador.

Me siento más seguro, más libre dentro del campo. Es un equipo totalmente nuevo, con un estilo diferente y a los que jugamos arriba nos beneficia

Gerard Moreno, delantero del Espanyol

“Se siente libre para desarrollarse”, entiende el técnico madrileño. Esta campaña Gerard Moreno suma el mejor promedio goleador de su carrera (0,60) y es el máximo artillero del Espanyol (marcó cuatro de los 14 que lleva el cuadro blanquiazul en la Liga). “Me siento más seguro, más libre dentro del campo. Es un equipo totalmente nuevo, con un estilo diferente y a los que jugamos arriba nos beneficia. Y esa confianza me da más tranquilidad para poder elegir mejor en la zona final”, explica el delantero de Santa Perpètua.

“Gerard nos da unos registros brutales. Participa en todas las facetas del juego y su trabajo defensivo es espectacular. Asombra que un jugador que juega tan adelantado ayude tanto atrás”, sostiene Sánchez Flores. “Quique nos pide que seamos verticales, pero también que tengamos pausa cuando el equipo está revolucionado. Quiere que finalicemos las jugadas, que siempre tengamos el punto de mira en la portería”, dice Moreno, que junto a Leo Baptistao son inamovibles en el ataque blanquiazul. Lo serán también hoy en Gran Canaria ante Las Palmas (19.45, Gol).

“Gerard y yo comenzamos los dos a la misma altura, pero como él tiene mucha calidad baja más a recibir al medio del campo. Se mueve bien y me crea muchos espacios. Es un goleador nato y ahora lo está demostrando”, asegura Baptistao. “Con Leo nos aprovechamos el uno del otro. Nos buscamos mucho y tenemos un gran feeling”, remata Moreno, que enciende su poder goleador con la camiseta del Espanyol

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información