Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griezmann y Gameiro revolucionan Francia

La buena sintonía de los dos delanteros del Atlético hace olvidar la ausencia de Benzema

Mundial de fútbol de Rusia 2018
Gameiro y Griezmann celebran un gol a Bulgaria. AFP

Cuando la secretaría técnica del Atlético se planteó el fichaje de Gameiro el pasado agosto había un detalle que no acababa de convencerles. Su contenida altura —172 centímetros— generaba cierto recelo en los despachos del club ya que al no superar la de su compañero Griezmann —175—, la posible delantera titular del equipo resultaría una línea poco contundente por alto. Aún con la renovación de Fernando Torres (186), Simeone buscaba alternativas algo más talludas que pudieran aprovechar los centros de Carrasco y Gaitán desde la banda, un perfil a explotar en el nuevo Atlético. Correa, otra de las piezas ofensivas del equipo, tampoco ofrecía ese perfil —172 centímetros—, a pesar de que fichajes como Mandzukic (190) y Jackson Martínez (185), más afines al prototipo, habían terminado por no convencer a Simeone.

A él le gusta reírse y a mí también por lo que ha sido fácil encajar"

Griezmann

Abandonadas las dudas, el Atlético se lanzó a por el fichaje de Gameiro —por 32 millones de euros— asumiendo que para lograr una mejor adaptación de su nueva figura debería realizar diversas modificaciones. La primera de ellas ha resultado en un cambio de posición de Griezmann, ahora más retrasado, con la intención de que este ejerza de lanzador de su compatriota. A esta variación se ha sumado la reubicación de Koke en el centro del campo, un viejo anhelo de Simeone, con la que se busca explotar la velocidad y los desmarques del francés y elevar la verticalidad del equipo a la hora de encabezar los contragolpes.

Gameiro y Griezmann durante un entrenamiento con Francia. ampliar foto
Gameiro y Griezmann durante un entrenamiento con Francia. AFP

Además del Atlético, donde entre ambos suman nueve goles (seis Griezmann y tres Gameiro), la principal beneficiada de esta asociación ha sido la selección de Francia. El viernes, el cuadro de Deschamps goleó a Bulgaria (4-1) con dos goles de Gameiro —uno de ellos de cabeza— y otro de Griezmann, que asistió además en el doblete de su compañero.

“Una pareja que ya es tan eficiente dan ganas de volverla a ver”, aseguraba ayer el diario francés L'Equipe. Desde que ambos se han encontrado en la selección —el exjugador del Sevilla no acudió a la Eurocopa por decisión de Deschamps—, suman 12 goles en nueve partidos. Griezmann acumula ya 14 en 37 y Gameiro ha marcado tres tantos en los tres encuentros en los que ha sido titular.

Tienen mucho en común y eso es algo que nos beneficia mucho"

Deschamps

“Tratamos de estar juntos en el vestuario y pasar buenos momentos. A él le gusta reírse y a mí también por lo que ha sido fácil encajar”, aseguró Griezmann tras el encuentro. “Es un delantero al que le gusta buscar los desmarques en profundidad así que trato de encontrarlo”, abundó. “Gameiro y Griezmann son un gran complemento”, se sumó Sagna. “Los dos tienen una gran calidad, que estén involucrados en el club sólo puede ser una cosa buena para nosotros”, complementó Deschamps. “Tienen mucho en común, como la automatización, las afinidades y eso es algo que nos beneficia mucho”, remachó el seleccionador francés.

Paso adelante

La irrupción de Gameiro y su empaste con Griezmann ha aliviado a Francia tras el proceso judicial por presunto chantaje a Valbuena en el que se encuentra envuelto Benzema, y por el que fue apartado de la selección. El gran papel del jugador del Atlético en la Eurocopa —donde fue elegido mejor jugador del torneo además de terminar como máximo goleador con seis dianas— ha contribuido a que la baja de Benzema no afecte deportivamente al grupo. “Francia le echa de menos”, aseguró, sin embargo, Griezmann, antes de que su selección se enfrente por el liderato del grupo a Holanda el lunes en Amsterdam.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información