Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Callejón: “El jugador italiano no es el más duro, es el más atento”

El extremo del Nápoles, que no entraba en una convocatoria desde 2014, reflexiona sobre el estilo de la Serie A antes de medirse a Italia

Callejón, durante un entrenamiento con la selección.
Callejón, durante un entrenamiento con la selección. EFE

José María Callejón (Motril, 29 años) está seco como un nómada que viene caminando desde el otro lado del mundo. El rostro enjuto, la piel curtida, pegada sobre los pómulos afilados, y los ojos hundidos en las cuencas reflejan el estado biológico de un hombre que lleva por lo menos diez años en máxima alerta. La cresta, más que cepillo una escoba negra en la cabeza, acentúa el protocolo del cazador prehistórico. Nadie con otra mentalidad habría podido meter 38 goles en tres temporadas en la Serie A. Su convocatoria para unirse a la selección española le devuelve a su hábitat natural de competición. Este jueves España juega en el Juventus Stadium, en Turín.

Pregunta. No le convocaban desde 2014. ¿Cree que porque juega en el Nápoles goza de menos exposición?

Respuesta. No creo. Creo que en España hay mucha competencia. El seleccionador trae a la gente que más se lo merece para formar un grupo que durante muchos años ha hecho las cosas muy bien. Entrar en la selección siempre es difícil. Con Lopetegui se han abierto algunas puertas más y estoy muy contento de volver.


P. ¿Vuelve como extremo o como delantero?


R. Siento que vuelvo como extremo, que es mi posición. En estos últimos cuatro años en el Nápoles he jugando por la banda derecha, pero si el míster me necesita en otro puesto, bienvenido sea.


P. A España la esperan con ocho, nueve o diez jugadores por detrás del balón. ¿Qué tipo de atacante puede sobrevivir a eso?


R. Cuando se te cierran atrás necesitas gente que sepa tener el balón y gente que sepa tirar un desmarque.


P. Antes de hacerse profesional le comparaban con David Villa. Metió 21 goles en 30 partidos.


R. Sí; porque en el Castilla jugaba de delantero centro. En el Espanyol me pusieron en la banda izquierda y Mourinho en el Madrid me puso en la derecha. He recorrido las tres posiciones de arriba porque me gusta mucho buscar los espacios. Tirar desmarques en profundidad es una de las cosas que más me gustan.


P. ¿Por qué hay tan pocos delanteros como Villa, que dominen el arte del desmarque?


R. Tienes que conocer al rival. Qué clase de equipo es, si defiende adelante, si defiende atrás. Tienes que leer bien los huecos.


P. ¿Le gusta estudiar a los defensas antes de enfrentarlos?

Presionar a Italia no es fácil. Siempre salen jugando con los tres de atrás


R. Sí, porque en Italia los entrenadores son muy dados a la táctica. Hacen muchos vídeos. Entrenan en relación al rival. Y me he acostumbrado a estudiar resúmenes de los defensas. Creo que es una forma de intentar aprovecharlo en los partidos.


P. España juega en el Juventus Stadium. ¿Ha marcado allí?


R. No. Pero le he marcado un gol a Buffon. En mi primera temporada en Italia, en el San Paolo. Allí la rivalidad entre Nápoles y Juve es muy grande. Recuerdo la jugada. Insigne tenía el balón y yo me desmarqué en profundidad a la espalda del tercer central y le pegué con la derecha.


En el Castilla descubrí que lo que más me gusta es tirar desmarques

P. Siempre la misma acción: la jugada va por la izquierda y usted va al segundo palo y encuentra el carril entre el lateral y el central.


R. Es donde me gusta entrar un poco por sorpresa.


P. ¿Pero sus rivales no miran los vídeos? Lleva 50 goles ganándoles la espalda por ahí.


R. Lo que más les molesta a los defensas son los desmarques en profundidad a su espalda. Porque tú siempre ves de cara el balón pero ellos no ven lo que tienen detrás. En cualquier momento te pierden de vista.


P. ¿Esa habilidad es instintiva o se adquiere?


R. Yo me formé como delantero en el Castilla. Siempre estaba metido entre los centrales intentando recibir un pase. Rozando el fuera de juego. De ahí me viene el instinto para buscar la profundidad. Es complicado porque tienes que tener un ojo en los defensas y otro en los compañeros que te pueden pasar el balón, y que además te tienen que conocer. Si tienes dos compañeros que saben tu timing, eso es perfecto.


P. Chiellini es el central que ocupa su zona, pero está lesionado. ¿Quién le reemplazará?


R. Creo que Ogbonna. Es un zurdo fuerte, le gusta el juego físico. Con buen pie. Controla bien el balón. Rápido. Italia siempre ha tenido buenos defensas. Y los zurdos suelen cerrar mejor la banda.


P. Italia se maneja de memoria en este 5-3-2. ¿Cómo se juega contra las defensas de tres centrales?


R. Es más difícil porque tienes menos espacios. Cuando se cierran forman una línea de cinco, tres en el medio y dos por fuera, y ocupan más campo. Necesitas mucha frescura. Pero si vas a presionarlos arriba con dos extremos y el punta les puedes complicar la vida.


P. En la Eurocopa cada vez que España quiso ir a presionarlos ellos salieron jugando. Siempre había un hombre libre para mover la pelota.


R. Sí porque cuando Bonucci, Barzagli y Chiellini salen, se abren. Abarcan todo lo ancho del campo y pasan la pelota muy bien. Tienen los movimientos muy aprendidos y te salen rápido jugando a dos toques. Saben generarse sus espacios. Parece que están más libres. Parece que no están presionados pero es porque se mueven muy bien. En Italia están acostumbrados a jugar con tres centrales y dos carrileros. Yo el año pasado he jugado contra el actual seleccionador, Giampiero Ventura, cuando dirigía al Torino, y hacía lo mismo. A la hora de tener el balón saben cómo jugarlo. No pegan ni un pelotazo. Y cuando defienden acumulan muchos jugadores dentro y se hace muy difícil entrar.


P. ¿Por qué cree que han pasado 50 años para que apareciera un español en Italia que haga los mismos goles que Luis Suárez?


R. En Italia el fútbol es un poco más lento que en otros países pero a nivel táctico está por encima.
P. ¿A qué se refiere? ¿Defienden más? ¿Pegan más...?


R. A que ellos siempre defienden muy bien, siempre tienen las líneas muy juntas. Que sean muy tácticos no significa que sean más duros sino que son los que están más atentos a la marca. No se duermen.

Goleadores en el 'calcio'

Luis Suárez Miramontes consiguió meter 51 goles en la Serie A con el Inter y la Sampdoria entre 1961 y 1973. El gallego, Balón de Oro en 1960, posee el récord de goles de un español en Italia. Y no era delantero. Desde hace tres temporadas, Callejón va camino de igualarlo. El extremo del Nápoles suma 50 en todas las competiciones desde 2013 y 38 en Liga, uno menos que Peiró, que militó durante una década en el Torino, el Inter y la Roma, y era, hasta ahora, el gran émulo de Suárez. Los siguientes goleadores españoles del calcio son Luis del Sol, con 24 goles, y Fernando Llorente con 23.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información