Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El oficio de la vieja guardia

Pese a la ausencia de Nadal por gastroenteritis, Feliciano y Ferrer sitúan a España (2-0 ante India) a un solo triunfo del Grupo Mundial. El pulso de dobles contra el experimentado Paes puede decantar la serie

Conchita seca el sudor a Ferrer, ayer en Nueva Delhi.
Conchita seca el sudor a Ferrer, ayer en Nueva Delhi. AP

El tenis español está inmerso en un periodo de reencuentro. Se busca a sí mismo porque desde hace algún tiempo se ha desfigurado y no termina de reconocerse en medio de las cuitas federativas de los dos últimos años. A la zozobra se le unió el descenso a la segunda categoría del equipo de la Copa Davis en 2014 y hoy día impera la incertidumbre, puesto que se espera a una camada de jugadores que pueda garantizar el relevo de la generación actual, pero a excepción de Garbiñe Muguruza (22 años), hay pocos signos esperanzadores. El peso siguen llevándolo los de siempre, la hornada dorada que componen los Rafael Nadal (30), David Ferrer (34), Feliciano López (35) o Carla Suárez (28). Avanza el tiempo y se consume lentamente la llama, cada vez más tenue. Pero ellos siempre responden.

A ellos, la vieja guardia de los treintañeros, sigue encomendándose el tenis español, que demanda aire fresco mientras se apura el ciclo exitoso de los últimos 15 años. De momento ya se ha producido un cambio en los despachos —Miguel Díaz accedió a la presidencia en julio—, pero en las pistas la responsabilidad recae prácticamente en los mismos. Y ahí siguen estos, dando la cara aquí o allá, en torneos grandes y pequeños, y en lugares remotos como el que ocupa el presente más inmediato, Nueva Delhi, donde España se ha situado a solo un triunfo de regresar a la élite gracias a las victorias de Feliciano y Ferrer en la jornada de apertura de la eliminatoria contra India.

En un ambiente de lo más sofocante, bajo un espeso manto de calor y humedad, ambos resolvieron sus respectivos compromisos. Iba a ser Nadal en un principio quien abriese la serie, pero según transmitió la Real Federación Española de Tenis (RFET), una gastroenteritis desplazó al mallorquín. Finalmente fue Feliciano el que abrió fuego contra Ramkumar Ramanthan (6-4, 6-4, 3-6 y 6-1, después de 2h 25m) y luego llegó el turno para David Ferrer, quien todavía pasó menos apuros frente al que teóricamente es el jugador indio de mayor potencial, Saketh Myneni (6-1, 6-2 y 6-1, en 1h 28m). Ni uno ni otro, ni el toledano ni el alicantino, tuvieron mayor sobresalto en una jornada que dejó a España en una situación inmejorable.

Y es que esta misma tarde (15.30, Teledeporte) tendrá la opción de confirmar el ascenso al Grupo Mundial, del que se cayó hace dos años, después de perder en São Paulo. Para lograrlo tan solo tiene que obtener un punto más, y dispone de tres oportunidades: la de hoy, en el dobles, y la de mañana, cuando se completará el programa con los dos individuales restantes. Se desconoce aún si Nadal podrá jugar o no. El balear se sintió indispuesto durante el entrenamiento matinal y dejó su lugar a Feliciano. Oficialmente, la causa de la baja responde a problemas estomacales, pero al cierre del día el toledano afirmó a la cadena ESPN India que su compañero renunció por precaución, ya que todavía no se ha recuperado por completo de la lesión que padece en la muñeca izquierda.

"Rafa no se sentía al cien por cien y no quise arriesgar"

“Terminó esta mañana su entrenamiento y empezó a sentir un poco de malestar estomacal, y después de comer se sentía un poco peor, así que decidí hacer el cambio porque no se podía arriesgar”, señaló Conchita durante la rueda de prensa. “No se sentía al cien por cien y no quise arriesgar”, agregó la capitana, que dejó en el aire la participación del de Manacor: “Vamos a trabajar con los médicos y veremos. Tengo que hablar con el equipo, tengo que ver cómo se siente y mañana [por hoy] sabré quién va a jugar”.

Tal vez Nadal vuelva hoy al ruedo, en un pulso de dobles que a priori es el más exigente de los que afronta España en este desplazamiento. Junto a Myneni formará el curtido Leander Paes, uno de los doblistas más reputados del circuito. A sus 43 años, con récords de títulos en la modalidad y con siete participaciones en los Juegos Olímpicos (de Barcelona a Río) disfruta de una lustrosísima carrera y del reconocimiento absoluto de su país. En India es toda una referencia, hasta el punto de haber participado en varias producciones de Bollywood. Ayer, mientras Feliciano y Ferrer vencían a los suyos, hacía las delicias de los aficionados sacándose fotos. Y es que ayer la cosa iba de oficio y viejos rockeros.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.