Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSV - Atlético: Algo más que una revancha en Eindhoven

Los holandeses y los de Simeone se citan con la segunda plaza en la mira ante el favoritismo del Bayern

Atletico de Madrid vs PSV
Simeone, durante el entrenamiento del Atlético en Eindhoven. REUTERS

Mientras los jugadores del Atlético toman con ese rostro serio de las grandes citas el gigante cubículo blanquecino en el que se alojan, con 28 grados en los termómetros, los habitantes de Eindhoven celebran el radiante y sorprendente sol en las atestadas terrazas de las calles peatonales. En el ambiente está el recuerdo de la eliminatoria de los octavos de final de la temporada pasada. Por entonces, el Atlético solo pudo imponerse en la tanda de penaltis tras 210 minutos sin que uno y otro equipo acertaran a marcar. “Todo el mundo quiere ganar al subcampeón de Europa” intuye Koke, conocedor de las declaraciones de jugadores del PSV, como el lateral izquierdo Willems, clamando por la revancha.

La cita, sin embargo, va más allá de resolver la cuenta pendiente. Esta es la primera vez de las cuatro participaciones en Champions en la era Simeone que el Atlético apunta más a la segunda plaza que a la primera. Aquel gesto de Miguel Ángel Gil Marín, señalándose la sien cuando supo que su equipo tendría al Bayern de Múnich como cabeza de serie en su grupo, fue muy significativo. El Atlético tratará de pelearle el primer puesto al campeón alemán, pero también es consciente de que de salida su lucha más directa es con su incómodo rival de hoy.

“Entonces”, advierte Simeone sobre la eliminatoria del año pasado, “eran octavos de final, había situaciones importantes como los goles. Ahora son solamente puntos. El PSV es difícil, tiene un contragolpe complicado y es muy rápido en la transición defensa-ataque, con una solidez buena”.

El estancamiento del fútbol holandés, con la crisis de fertilidad de una cantera que fue de las más prolíficas de Europa en cantidad y calidad, ha dejado al equipo que dirige Philippe Cocu, como único representante de Holanda en esta Champions. Con el sello de club comprador en el mercado nacional, apenas ha incorporado a un par de jugadores este curso. Mantiene la estructura de la temporada pasada con su capitán Luuk de Jong, como líder espiritual y referencia en el área. De Jong, con ese molde polifuncional de los nueves de la escuela holandesa, no jugó el partido de ida del curso pasado. Esta vez, los centrales del Atlético sí van a poder comprobar como inflama a una grada, ya de por sí muy encendida, cada vez que recibe el balón o hay un saque de esquina o una falta lateral. “Son dos equipos bien organizados, con un juego no muy abierto. Nuestro equipo no ha cambiado mucho. Han salido algunos jugadores, hemos fichado algunos nuevos. Muy parecido al Atlético, que ha fichado jugadores de calidad pero la base es la misma”, analiza Cocu.

Enfrente, Simeone, dice no tener claro qué rival le espera, pero sí lo que para él, que no hará muchos cambios respecto a Vigo, son las rotaciones: “Son para ganar, no para contentar al que no juega. Esto no es un club de amigos”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información