Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafa Nadal: “Estoy fundido física y mentalmente”

El mallorquín, satisfecho por su respuesta en Río, jugará esta semana en Cincinnati para ganarse un puesto en el Masters

Nadal, en su partido ante Nishikori.

Rafa Nadal terminó exhausto, un tanto cariacontecido pero satisfecho y extrayendo un balance satisfactorio de su maratón de partidos en el torneo olímpico de Río. “Me voy con unas sensaciones muy positivas. Han sido unos Juegos fantásticos siendo consciente de dónde venía, después de dos meses sin haber podido entrenar”, concluyó el jugador mallorquín.

La derrota ante Nishikori, después de casi tres horas de batalla, dejó un poso amargo en el jugador español. “Me ha costado jugar el partido y no me ha ayudado el parón de 11 o 12 minutos (Nishikori abandonó la pista). ¿Si estaba justificado? No lo justificó. Preguntad al supervisor. Normalmente los torneos de la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales) están mejor organizados que los de la ITF (Federación Internacional de Tenis)”.

Nadal tuvo que retirarse en mayo del torneo de Roland Garros a causa de la lesión en la muñeca izquierda que le ha impedido entrenarse desde entonces y que le obligó a renunciar a competir en Wimbledon. “La muñeca me sigue molestando, pero ha respondido y estoy muy satisfecho por haber competido al máximo contra varios de los mejores jugadores del mundo después de dos meses sin haberlo podido hacer. Es para estar satisfecho. Soy consciente de que he suplido los problemas físicos y de forma con ilusión y con pasión por el juego”.

Esa pasión por el juego y esa ambición por continuar en la cima del tenis mundial le llevará esta misma semana a competir en Cincinnati. “Llegaré fundido mental y físicamente”, afirmó. “Pero me voy a jugar mi clasificación para el Masters de aquí al final de año. Lo tenía muy bien, pero ahora ya no tanto. Mi objetivo es estar entre los ocho primeros”.

Subrayó la medalla de oro obtenida en dobles junto a su amigo Marc López y, tras los ocho días de competición en Río, fue varias veces preguntado sobre la perspectiva de competir en los Juegos de Tokio, dentro de cuatro años. “Ojalá pueda estar allí, pero hay que ser realista. Mi carrera ya de por sí está siendo muy larga. Llevo jugando como profesional desde que tenía 16 años. Soy profesional desde hace 14 años. Mi ilusión es seguir. Pero la prioridad es estar sano. Cuando estoy sin problemas físicos, excepto el año pasado cuando sufrí unos problemillas de ansiedad, siempre compito al máximo. Ojalá pueda estar en Tokio, pero quién sabe lo que va a pasar mañana”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >