Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mejor 100 de Usain Bolt no fue el de su récord

Usain Bolt, en una rueda de prensa en Río.
Usain Bolt, en una rueda de prensa en Río. EFE

Hasta la fecha la mejor carrera de Usain Bolt en el hectómetro es sin duda la del récord actual (9,58s) en el mundial de Berlín de 2009. No obstante, el año anterior, en la final de los juegos de Pekín, antes de completar una espléndida carrera y viéndose ya ganador cuando llevaba recorridos 80m se dejó ir, miró a los lados, saludó levantando los brazos antes de cruzar la meta y desaceleró aparentemente tanto, que su carrera parecía más un baile que otra cosa. A pesar del tiempo perdido en esos últimos 20 metros ganó con 9,69s. Esa carrera no hizo más que acrecentar la leyenda sobre la capacidad real de mejora y los límites del jamaicano. Glen Mills dijo que podía haber corrido en 9,52s. Mediante análisis de los vídeos de la carrera unos físicos noruegos, asumiendo un escenario poco real en el que mejoraba algo la velocidad en ese tramo final, concluyeron que podía haber corrido en 9,55s.

Usain suele mostrar buenos tiempos de reacción en las salidas. A continuación, toca la primera fase de aceleración, en la que el enorme esqueleto del jamaicano se incorpora algo más lentamente que otros hasta la posición de carrera erguida. En los primeros 20 metros de carrera en los juegos de Pekín aventajó en 0,02s el tiempo que logró en Berlín al año siguiente. En una segunda fase de aceleración sigue ganando velocidad hasta conseguir las máximas revoluciones o frecuencia de pasos. Usain logra completar esta fase en torno a la mitad del hectómetro. Hacia mitad de carrera logra en torno a 4,6 pasos/s. Y aun así seguirá ganando velocidad en base a aumentar aún más la amplitud de los pasos y perder muy poca frecuencia. Este último ajuste del motor, que le permite seguir acelerando levemente es muy progresivo y acaba cerca de los 80 metros para Bolt. Él logra bastante más tarde que otros atletas esa velocidad máxima. En el tramo de los 70 a 80m, en los instantes de impulsión de algún apoyo puede superar los 45km/h. Finalmente, en los últimos 20 metros de carrera, aunque se esfuerce al máximo, pierde un poco de velocidad debido a la pérdida de frecuencia de pasos ya que la amplitud de estos sigue creciendo prácticamente hasta la meta y que puede llegar a superar ligeramente los 3m en algún paso.

De forma muy constante, después de 41 pasos de carrera Bolt, supera la meta del hectómetro. Si seleccionamos sus mejores registros de las fases de sus carreras y como si fuera un puzle los mezclamos conseguimos tiempos estratosféricos (9,55s). Pero cada carrera es un mundo, cada competición es diferente y el jamaicano no parece estar en las mismas condiciones que antaño. Usain llega a Río cumpliendo su sueño de poder luchar en unos terceros juegos por las 3 medallas de oro (100, 200 y 4x100). El hectómetro no es la prueba ideal para lograr ahora un excelente registro pues para ello habría que arriesgar la posibilidad de victoria y con ella su sueño.

Xavier Aguado Jódar es Biomecánico, Catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha (xavier.aguado@uclm.es)

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.