Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Echenique da cuenta de Croacia

El goleador nacido en Argentina y que juega en la liga croata le da el triunfo a España

Echenique celebra uno de sus goles ante Croacia. Ampliar foto
Echenique celebra uno de sus goles ante Croacia. REUTERS

El partido entre Croacia y España reunió muchos detalles entre curiosos y sorprendentes. El más notable es que lo decidió un argentino, Gonzalo Echenique, captado por el exinternacional Dani Ballart hace seis años y que durante la última temporada jugó en el Primorje Rijeka cedido por el ProRecco italiano, al que pertenece. Echenique batió cuatro veces la portería defendida por Pavic primero y, tras decidirlo el desesperado seleccionador croata, por Bijac después. Dio igual uno que el otro. Echenique estuvo imparable, especialmente desde los cinco metros, zona desde la que obtuvo tres de sus cuatro tantos frente a los vigentes campeones olímpicos.

ESPAÑA, 9; CROACIA, 4

España: López Pinedo; Munarriz, Willy Molina (1), Minguell (1), Sziranyi (1), Español (1), Francisco Fernández (1), Mallarach y Echenique (4).

Croacia: Pavic (Bijac); Buric, Petkovic, Loncar, Jokovic (1), Bukic, Buslj (1), Sukno (1), Krapic, Setka y Xavi García (1).

Parciales: 2-0, 2-1, 1-2 y 4-1.

Árbitros: Margeta y Koryzna (Finlandia).

Centro Acuático Maria Lenk. Unos 2.000 espectadores. Tercera jornada del grupo B. España suma dos victorias y una derrota.

España defendió con mucho acierto. López Pinedo 11 de los 15 disparos a puerta de los croatas. Y Español y Willy Molina dieron ventaja a los suyos en menos de dos minutos. Esa ventaja le permitió al equipo de Gabi Hernández afrontar el juego con la tranquilidad que no tuvo en el final de partido ante Italia. El partido se le puso ya muy de cara a España cuando Echenique abrió su cuenta goleadora nada más empezar el segundo cuarto.

Croacia trató de adelantar líneas para alejar la línea ofensiva española de su portería. Pero no consiguió su propósito hasta el inicio del último cuarto, cuando Xavi García puso el 6-4 en el marcador. Sí Xavi García, el jugador español con pasaporte croata, que una vez descartado por Gabi Hernández, decidió alistarse en la selección de su país de adopción. Esta vez, la escuadra de Gabi Hernández manejó con acierto su estrategia en los minutos finales. España debe medirse a Francia y Montenegro en los dos partidos que restan antes de disputarse los cuartos de final.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información