Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España saca nota ante el sofocón brasileño

El equipo de Dueñas lo borda en el primer tiempo y resiste luego gracias a los goles de Pinedo y Pena

Las jugadoras españolas celebran el triunfo ante Brasil.

El balonmano español salvó la exigente prueba a la que le sometió Brasil en un final agónico, presidido por la tremenda presión de un público volcado con su equipo y una atosigante persecución en el marcador. Nerea Pena y Eli Pinedo acertaron en las acciones finales y evitaron que las brasileñas culminaran la remontada. La victoria le permite a España atesorar buenas perspectivas para los cuartos de final y afianzar la confianza en su juego después de su derrota ante Noruega. Le quedan dos escollos antes de los cuartos de final, Angola y Rumania.

BRASIL, 24; ESPAÑA, 29

Brasil: Arenhart (Pessoa); Diniz, Martínez (6), Rocha, Piedade (1), Franca Da Silva (7), Belo (1), Quintino (1), Rocha (1), Amorim Taleska (4) y Fachinello (3).

España: Silvia Navarro (Zoqbi); Nely Alberto, Marta Mangué (1), Pena (8), Pinedo (6), Lara González, Aguilar (2), Cabral (6), Elorza, Navarro, Chávez (3), Carmen Martín (3) y Egozkue.

Árbitros: Koo y Lee (Corea).

Arena do Futuro. Unos 6.000 espectadors. Tercera jornada del torneo de balonmano, grupo A.

España llegó a contar con seis goles de renta (8-14) tras imponer su agresividad y rapidez en ataque en el inicio de partido, casi siempre de la mano ejecutora de Cabral y un recital de asistencias de Marta Mangué. El equipo de Jorge Dueñas afrontó el difícil reto ante Brasil, que había dado la sorpresa al ganar a Noruega y había superado también a Rumanía, evitando cualquier tentación de contemporizar. Incluso cuando Cabral sufrió la primera exclusión de dos minutos, se mostró vertical y rápido en sus ejecuciones. Obtuvo dos tantos en inferioridad, tomó la delantera y fue martilleando la defensa brasileña, con Carmen Martín por los flancos y Nerea Pena desde los seis y los nueve metros.

El equipo brasileño reaccionó en la segunda parte. Su primera línea fue mucho más activa, forzó penaltis y un carrusel de ocho exclusiones de dos minutos. Franca Da Silva y Alexandra Martínez fueron limando la renta española hasta llegar a situar a su equipo a un solo gol (24-25) cuando faltaban seis minutos para el final. El entusiasta público que llenaba la grada del Arena do Futuro, desde las nueve de la mañana, imprimió una presión ambiental que, junto a la mejoría del juego de su equipo, atosigó y exigió una muestra de fortaleza a la escuadra de Jorge Dueñas.

Los palos, las exclusiones, los penaltis, las protestas de unas y otras a los árbitros coreanas conformaron un paisaje final de lo más tenso. Eli Pinedo sacó a relucir su experiencia y su efectividad en esos momentos y Nerea Pena culminó una actuación espléndida con su octavo gol en diez lanzamientos.

No hubo ya punto de inflexión para las brasileñas, que se estrellaron de nuevo con Silvia Navarro. La portera valencia, casi perfecta en la primera parte, se mantuvo firme en el vendaval ofensivo a última hora de las brasileñas. España reforzó su moral y sus opciones en el torneo en el que pretende volver al podio después de la medalla de bronce que obtuvo en Londres hace cuatro años.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información