Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inabarcables estadounidenses

El ‘dream team’ femenino vence por 40 puntos a España (63-103), que aprovecha para rotar piezas y condurar esfuerzos

Sylvia Fowles busca hueco entre las defensoras españolas

Estados Unidos cantó las cuarenta a la selección española (63-103) tras el estreno victorioso del conjunto de Mondelo ante Serbia. Desde que el baloncesto femenino forma parte del cartel olímpico (Montreal 1976), el dream teamha ganado siete de los 10 oros en juego, los cinco últimos, desde Atlanta 96, de forma consecutiva y, en Río, continua su inabarcable recorrido como un burocrático protocolo competitivo hasta la final.

La manera que tienen las estadounidenses de respetar al rival es mantener un ritmo de partido insensible con el resultado, resuelto desde el primer parcial (14-29). La diferencia creció por rigurosa inercia hasta los 40 puntos que marcaron la diferencia definitiva, un tanteo mucho más indecoroso que el 64-77 con el que se cerró la final del Mundial de 2014 en el que las españolas conquistaron una plata histórica en su sobresaliente trayectoria de los últimos tiempos.

España, 63-Estados Unidos, 103

España: Laia Palau (8), Alba Torrens (20), Anna Cruz (2), Laura Nicholls (4) y Astou Ndour (13) —cinco inicial—; Leticia Romero Romero (9), Silvia Domínguez (6), Marta Xargay (-), Leonor Rodríguez (-), Lucila Pascua (-), Laura Quevedo (1) y Laura Gil (-).

Estados Unidos: Bird (9), Moore (8), Taurasi (13), Charles (8), Griner (10) —cinco inicial—; Whalen (6), Augustus (6), McCoughtry (10), Stewart (9), Catchings (-), Delle Donne (12) y Fowles (12).

Parciales: 14-29; 23-25; 14-20; 12-29.

Árbitros: Christodoulou (GRE), Radovic (CRO) y Al Bulushi (OMA). Eliminaron por faltas personales a Ndour en España.

Pabellón de la Juventud: 2.073 espectadores.

“Estados Unidos no es nuestra guerra”, avisó Mondelo en la víspera del partido. “Hay más diferencia con las norteamericanas en el baloncesto femenino que en el masculino. Pelearles es oro es prácticamente imposible. Son muy superiores física, técnica y tácticamente. No hay forma de parar a las 12”, señaló Alba Torrens tras el encuentro. Sus 20 puntos y los 13 de Ndour se quedan en mera anécdota frente a la superioridad rival. Las 23 pérdidas de balón que acumuló España retrataron la rapidez de manos de las estadounidenses. Delle Donne —la MVP de la WNBA, que debuta en unos Juegos— y Fowles, con 12 puntos cada una, lideraron la estadística de EE UU que, más allá de los números gana por genética. Una turba competitiva en la que solo Catchings se quedó sin anotar y cinco jugadoras estuvieron en la frontera de los 10 puntos anotados. De la solemnidad de Diana Taurasi, que busca en Río su cuarto oro olímpico, a la juventud de Breanna Stewart, única deportista americana en ganar los cuatro años universitarios.

Ante semejante panorama, el seleccionador español dio carrete a Leticia Romero, Leonor rodríguez e incluso Laura Quevedo, que acumularon minutos de bagaje olímpico. Marta Xargay, con molestias en un pie, fue reservada para misiones futuras y la primera unidad entendió que era el día de condurar esfuerzos.

El camino del conjunto de Mondelo en Río tiene las siguientes paradas en la primera fase: el miércoles ante China (17.15); el viernes ante Senegal (22.45); y el domingo ante Canadá (22.45)

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información