Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cuenta de rusos excluidos asciende a 40

Remeros, piragüistas, nadadores y pentatletas se unen a los vetados por dopaje en Río

Dyachenko (derecha), en Londres. Ampliar foto
Dyachenko (derecha), en Londres. AP

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha cedido la responsabilidad y no ha sancionado a Rusia como país entero, pero a las federaciones de algunos deportes no les está temblando el pulso. Ya son 40 los deportistas rusos excluidos de Río 2016 tras las revelaciones del Informe McLaren, que ha destapado un sistema de dopaje de Estado: 22 remeros, siete nadadores, cinco piragüistas, dos halteras, dos pentatletas, un luchador y un regatista. De la lista inicial de 387 deportistas, quedan así 280, porque los 67 rusos que iban a competir en atletismo ya habían sido expulsados, pero puede reducirse aún más en los próximos días, pues faltan federaciones por dar su lista.

La limpieza más grande se ha dado en el remo. 22 de los 28 rusos que formaban el equipo han sido excluidos de los Juegos por la federación de ese deporte. Este lunes ya habían quedado fuera de Río el remero Ivan Balandin, quien sí aparecía en el Informe McLaren, y Anastasia Karabelshchikova, miembro del ocho femenino, e Ivan Podshivalov, del cuatro sin timonel masculino porque habían infringido la normativa antidopaje en 2007 y 2008. Ayer la lista se elevó a 22.

La Federación Internacional de Natación (FINA) borró este lunes siete nombres, entre ellos el de la campeona del mundo de 100m braza, Yulia Efimova, y el del mejor velocista del país, Vladimir Morozov. Efimova no aparece en el informe pero ya cumplió una sanción por dopaje y dio luego positivo por meldonium por lo que no cumple una de las exigencias de la FINA: no haber dado positivo en un control antidopaje.

Todas las federaciones han seguido un criterio similar. No solo están prohibiendo en Río a aquellos atletas que aparecen en el documento, ningún ruso que haya dado positivo por dopaje puede ir a Río.

Por su parte, la Federación Internacional de Piragüismo (ICF), que ya había apartado al equipo rumano y al bielorruso, ha prohibido este martes a los rusos Alexander Dyachenko (campeón en Londres 2012), Alexey Korovashkov (bronce), Andrey Kraitor, Elena Aniushina y Natalia Podolskaia, participar en los Juegos en Brasil. Los pentatletas Iliá Frolov y Maxim Kustov (mencionados en el Informe McLaren); las especialistas de halterofilia Kashirina (plata en Londres 2012) y Romanova; y el luchador Lébedev son los otros cinco excluidos de los Juegos Olímpicos.

Solo un regatista fuera

La Federación Internacional de Vela ha aprobado a seis de los siete representantes rusos para los Juegos de Río. El único que se queda fuera es Pavel Sozykin. Las federaciones de tenis, arco, tiro y yudo ya confirmaron a todos sus deportistas para la cita olímpica.

“Van a ir a Río. Estos deportistas se han sometido a controles antidopaje desde septiembre del año pasado hasta mayo de este año en muchas ocasiones en el extranjero. No tuvimos en cuenta ningún análisis realizado en Rusia”, ha explicado el presidente de la Federación Internacional de Yudo, Marius Vizer, en una entrevista con Reuters.

El yudo es un deporte muy importante para el presidente Vladímir Putin. El mandatario, que no asistirá a la ceremonia de inauguración por cuestiones de agenda, es cinturón negro y presidente honorífico de la Federación Internacional. Putin despedirá este miércoles a una parte del equipo olímpico ruso antes del viaje a Brasil. Cuántos podrán participar es aún un misterio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.