Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Juventus rompe la banca con Higuaín

El equipo turinés ata al delantero del Nápoles por 90 millones de euros y establece un nuevo récord de traspaso en la Serie A

Higuain Ampliar foto
Higuaín, en un duelo ante la Juve en febrero de 2016. afp

Hacía una semana que Gonzalo Higuaín (Brest, Francia aunque nacionalizado argentino; 28 años) se había comprometido con la Juventus. Ocurrió después de que cayera en la final de la Copa América y antes de que iniciara sus vacaciones en Ibiza; ocurrió, también, en un restaurante de Madrid, con Fabio Gremio, el director general de la entidad turinesa, al otro lado de la mesa. Y ocurrió, claro, tras superar la revisión médica realizada en la Clínica Sanitas de la capital. La oferta era irrechazable y no escondía la voluntad de la Juve de restar picante y algo más al Nápoles, su gran rival. Así lo entiende el presidente Aurelio de Laurentis, enrabietado a más no poder con el 9 por lo que considera una deslealtad y falta de principios. “Si se va, se traicionaría a sí mismo. Uno no se acerca a uno de los fondos del estadio de San Paolo para cantar la Canción del Enamorado –que en su día se entonó para Maradona- y se marcha al rival histórico”, sentenció. Pero Higuaín no lo ha dudado, agasajado con la oferta de más de siete millones por temporada (ha firmado por cuatro cursos), más los ingresos ligados a los derechos de imagen. El fichaje, en cualquier caso, rompe la banca del mercado veraniego y establece un nuevo récord en el fútbol italiano: 90 millones. Muchos más de los que en su día pagó la Lazio al Parma (56) por Hernán Crespo en el año 2000, el anterior registro.

En el precio, precisamente, estaba el enredo. “O pagan su cláusula de rescisión o no se va”, advirtió en su día De Laurentis, que rechazó una oferta del Atlético de Madrid por 60 millones más dos jugadores. Esta era de 94,7 millones. Pero la Juve decidió no poner al jugador como intermediario –que es lo que se suele hacer en estos casos, cuando el futbolista abona el precio al club vendedor y luego lo cobra íntegramente de la entidad compradora- y la cláusula entonces se quedó en 90, como indicaba la ley. Faltan poner en orden estos papeles, pero el contrato está firmado y desde la Juve así lo confirman, por más que no tengan ninguna premura en anunciarlo, conscientes de que es una operación mastodóntica en la que no se puede fallar en el papeleo.

El delantero firma por cuatro temporadas y percibirá algo más de siete millones por curso

Higuaín, que fue el pichichi de la pasada Serie A con 36 dianas [rompió el régistro histórico de Nordahl], ya tiene su lujosa casa –más bien es un palacio de 700 metros cuadrados con un amplio jardín y piscina interior- en el centro histórico de la ciudad, que le costará cerca de 30.000 euros mensuales. Y le aguardan con los brazos abiertos en la Juve, que también está segura de cerrar en los próximos días el traspaso de Paul Pogba al Manchester United, que desembolsará 130 millones de euros por el centrocampista porque así lo ha solicitado Mourinho. Así se acordó esta semana en Miami -donde pasa las vacaciones el francés- entre los clubes y el representante Mino Raiola. Será el traspaso más caro en la historia, por encima de los algo más de 100 millones que pagó el Madrid por Cristiano Ronaldo, primero, y por Bale, después. Por el camino, presunta y precisamente, se quedará el mismo Real Madrid, más que nada porque el presidente Florentino Pérez no confía demasiado en ese fichaje pero sí que quiere demostrar a Zinedine Zidane que lo ha intentado, que por algo es el único refuerzo que le ha pedido el entrenador blanco. Es, en cualquier caso, cuestión de días que se anuncie esta nueva ruptura de la banca, con la Juve como epicentro del trasiego de fichajes veraniegos.

“Me duele lo de Higuaín, porque va a un rival directo como la Juventus. Pero tampoco se le puede echar la culpa al jugador. Él tiene su responsabilidad, pero los que hacen el negocio son los más felices. Nadie piensa en el hincha. Estoy cansado de decir que hoy es más importante un buen empresario, que un buen presidente. Esto en mi tiempo no pasaba. Lástima que la FIFA siga durmiendo”, escribió el propio Diego Armando Maradona en la red social de Facebook. Lo dice el ídolo eterno del Nápoles. Y se lo dice al ídolo caído de las tres últimas temporadas. Pero tanto da porque no hay marcha atrás y el Pipita, ese que despuntó en River Plate y que se ganó un nombre planetario en el Madrid, ya es de la Juve.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información