Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schwazer: “Es una pesadilla. Esta vez no he hecho nada”

El marchador italiano, que hace cuatro años sí reconoció el uso de EPO y pidió perdón, dice que no ha cometido errores

Alex Schwazer durante la rueda de prensa de esta tarde. Ampliar foto
Alex Schwazer durante la rueda de prensa de esta tarde. Getty Images

24 horas después de que la Federación de Atletismo le comunicara el positivo por esteroides, Alex Schwazer (el campeón olímpico de Pekín en la 50km marcha) convocó una rueda de prensa en Trento. A su lado, esta tarde, estaba sentado Sandro Donati, su entrenador y el paladín de la lucha contra el dopaje, la persona que le sigue desde hace dos años cuando el marchador de 31 años decidió regresar a la competición para demostrar que se puede competir y ganar de forma limpia. El pasado mes de mayo, después de tres años y 8 meses de sanción por EPO –que le impidió revalidar título en Londres-, Schwazer volvió a competir y arrasó en la Copa del Mundo en Roma consiguiendo la mínima para los Juegos de Río.

“Igual que hace cuatro años estoy aquí para dar la cara. Pero, a diferencia de hace cuatro años, no tengo que pedir perdón. En 2012 cometí un error y lo reconocí, pero esta vez no he cometido ninguno. Es más, desde hace dos años estoy haciendo todo lo contrario que entonces. Y con mucho esfuerzo. Pedí ayuda a Sandro para que hiciera lo posible para demostrar que mi regreso era limpio. ¡Todo esto es una pesadilla para mí! Es lo peor que me podría haber pasado. Os juro que lucharé hasta el final porque he invertido demasiado en mi regreso”, ha declarado esta tarde. ¿Qué sentido tenía que tomara esteroides? ¿Qué sentido tenía que los tomara en nochevieja?, preguntó a los periodistas durante la rueda de prensa. 

El supuesto positivo es de un control del pasado 1 de enero. Por entonces la muestra de orina analizada por el laboratorio de Colonia dio negativo. La IAAF (Federación Internacional), sin embargo, pidió volver a analizar esa misma muestra el 12 de mayo, cuatro días después de que el atleta ganara la Copa del Mundo en Roma. En ese análisis la muestra sí dio positivo por esteroides. “Una cantidad ínfima. Tan ínfima que su perfil hemático no ha variado. Una pequeña gota de agua en el océano para un marchador que no necesita de esteroides sino, en todo caso, de resistencia”, aseguró Sandro Donati sentado a su lado.

Recordó que Schwazer inauguró un proyecto “único en el mundo”, ofreciendo públicamente los datos hemáticos de sus 35 controles y que, además, comunicó voluntariamente a la WADA (Agencia Mundial Antidopaje) su decisión de renunciar a la franja horaria (la que, normalmente, permite a los atletas tomar pequeñas dosis de sustancias que se eliminan en las 12-13 horas siguientes al control). Es decir, accedió a someterse a controles las 24 horas. Pasó uno semanalmente en un hospital de Roma desde que empezó a entrenarse con Donati.

“Considerado su pasado, Schwazer tiene el arquetipo perfecto de atleta que se dopa sin que el entrenador sepa nada, de atleta que traiciona. Hoy yo podría haber recurrido a ese pretexto para abandonarlo y dejarlo tirado argumentándolo que tomó sustancias sin que yo me diera cuenta. Pero no pasará nunca. Estaré siempre a su lado porque él no ha tomado nada y porque hemos hecho las cosas de forma limpia y correcta”, aseguró Donati que durante años le ha hecho la guerra a la IAAF. “No hace falta que os recuerde que el presidente de la Federación Internacional de Atletismo y el responsable antidopaje han sido despedidos por compraventa de positivos”, ha dicho.

Recordó Donati como hace 19 años, una atleta entrenada por él (Di Terlizzi) dio positivo por cafeína y finalmente fue absuelta porque las muestras habían sido manipuladas. “Los tiempos han cambiado y confiamos plenamente en el laboratorio de Colonia, sus análisis son fiables. Lo que sí queremos es que alguien nos explique algunas incongruencias. Como la de reanalizar una muestra que había dado negativo. De haber habido algún indicio de algo, esa muestra se habría re-analizado el día siguiente, no cinco meses después”, añadió Donati, consciente de que los Juegos de Río se alejan por los tiempos de la justicia deportiva y no deportiva. Los contranálisis están fijados para el 5 de julio, mientras que el abogado de Schwazer ha adelantado hoy que harán una denuncia penal contra ignotos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.