Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Albiceleste jugará su tercera final en los últimos tres años

La selección, que perdió en el Mundial 2014 y la Copa América 2015, busca un gran título tras 23 años

Los jugadores de Argentina celebran el primer gol ante EE.UU.
Los jugadores de Argentina celebran el primer gol ante EE.UU. AFP

Bajo el nombre de Campeonato Sudamericano, Argentina organizó el primer torneo de selecciones a nivel continental en América. Entonces participaron cuatro equipos (a la Albiceleste se le sumaron Uruguay, Chile y Brasil) y la selección argentina se quedó con las ganas de gritar campeón. La Celeste se llevó la Copa para Montevideo. Hoy, un siglo después, en la Copa América más continental que nunca (se unieron la CONMEBOL y la CONCACAF para celebrar sus primeros 100 años), Argentina vuelve a meterse en la final.

Messi marca ante Estados Unidos.
Messi marca ante Estados Unidos. EFE

De las últimas cuatro ediciones de la Copa América, Argentina disputó el partido definitorio en tres ocasiones (2004, 2007 y 2015). La Albiceleste suma 14 títulos en América y 13 subcampeonatos y si el próximo domingo Messi alza Copa Murature igualará a Uruguay, hasta ahora rey de la Copa América con 15 títulos. En 2016 se cumplen 30 años desde que Argentina conquistó su último Mundial en México de la mano de Maradona y no logra conquistar la Copa América desde 1993, con Alfio Basile en el banquillo y Gabriel Batistuta en el campo, su último gran título hace 23 años.

Batigol era, hasta este martes, junto a Messi el máximo goleador en la historia de la Albiceleste. Otro récord que la Pulga se encargó de hacer suyo. El 10 del Barcelona ya acumula 55 goles con su selección y firmó ante Estados Unidos su sexto gol de tiro libre en lo que va del 2016 (su mejor registro en faltas directas data en 2012, cuando firmó siete).

El rosarino suma cinco goles y cinco asistencias en la Copa América Centenario y buscará en Nueva York su primer título con la absoluta. El capitán de la selección del Tata Martino no pudo levantar la copa en el Mundial de Brasil (2014) ni en la Copa América de Chile (2015). Para la Albiceleste será su tercera final consecutiva en los últimos tres años, una nueva oportunidad para la Pulga de quitarse el gafe con su país.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.