Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Klinsmann: “Cuidado, esto es algo grande”

El técnico alemán aspira a que la afición de Estados Unidos se enganche al fútbol

Dempsey cabecea para marcar el primer gol de Estados Unidos.
Dempsey cabecea para marcar el primer gol de Estados Unidos. EFE

La primera vez que Estados Unidos apareció por la Copa América, en Ecuador 93, se marchó rápido de la máxima competición sudamericana. La selección, que entonces dirigía el nómada Bora Milutinovic, finalizó en la cola de su grupo y solo consiguió arañarle un empate a la que en aquel momento era la cenicienta del sur, Venezuela. Dos años después, en 1995, y tras oficiar de anfitriona en el Mundial del 94, sorprendió a todo el mundo cuando goleó a la Argentina de Daniel Passarella (3-0). Un triunfó que la empujó hasta las semifinales de la Copa en Uruguay, donde cayó ante Brasil. Hoy, más de 20 años después, Estados Unidos se vuelve a filtrar entre los cuatro mejores de América y en el camino se vislumbra la Albiceleste de Messi. Ocurre que ahora el soccer ya no está tan lejos del fútbol.

“Cuidado, esto es algo grande”, soltó Klinsmann, tras la victoria de su equipo ante Ecuador (2-1). Poco a poco Estados Unidos se familiariza con el fútbol y el técnico alemán lo sabe y lo fomenta, consciente, en cualquier caso, de que todavía les queda mucho camino por recorrer. “Este torneo todavía no es muy popular en Estados Unidos, nos cuesta comprender lo que significa una Copa América. La curva de aprendizaje está mejorando y la gente comienza a entender lo que significa”, analizó el exjugador del Inter de Milán.

Klinsmann.
Klinsmann. AFP

El técnico de Estados Unidos tiene buenos recuerdos de sus enfrentamientos ante Argentina, su posible rival en semifinales (la Albiceleste jugará ante Venezuela en los cuartos de final). En Italia 90, se consagró en la final en el Olímpico de Roma ante la selección de Diego Maradona. Y en el Mundial de Alemania, sentado en el banquillo de la Mannschaft, eliminó en cuartos a la Albiceleste de José Pékerman. “No quiero opinar mucho sobre Argentina”, subrayó Klinsmann. Sin embargo, el técnico alemán sacó pecho. “Ya tuvimos en apuros a Cristiano Ronaldo y a la selección de Portugal en Manaos. Hasta el minuto 93 les ganábamos 2-1”, recordó Klinsmann, en alusión al partido entre los lusos y los estadounidenses en el Mundial de Brasil, que finalizó en empate a dos.

No esconde el alemán su alegría. “El rendimiento del equipo fue excelente. Nuestros jugadores están convencidos y confiados", explicó Klinsmann, que no se quiso olvidar de su jugador franquicia. “El partido de Dempsey fue increíble, en su lugar de origen, en su campo de juego”, piropeó el técnico al goleador de Seattle, que ante Ecuador abrió el marcador (lleva 53 y está a cuatro del máximo goleador, Donovan) y le dio la asistencia a Zardes. “Estoy muy feliz”, concluyó el entrenador de Estados Unidos. Tiene motivos, su selección comienza a conquistar a la hinchada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.