Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bolt tropieza en la salida, se deja ir en la llegada y gana con 9,88s

El fenómeno jamaicano se impone en Kingston a Blake y Powell

Bolt en la carrera de Kingston Ampliar foto
Bolt se deja ir en la llegada entre Blake, a su derecha, y Powell. REUTERS

Usain Bolt está fuerte y rápido. En 2016, como en 2008 y en 2012, como en todos sus años olímpicos, el hombre más rápido del mundo, ya ha demostrado con una victoria en 9,88s que no será fácil derrotarlo. Lo hizo esta madrugada en los 100m del estadio Nacional de Kingston (Jamaica) en una carrera en la que se enfrentaba a sus dos compatriotas más señalados, su presunto heredero, Yohan Blake, el campeón del mundo en Daegu cuando la salida falsa de Bolt, y el veterano Asafa Powell, el atleta del mundo que más veces ha bajado de 10s en los 100m (95 veces incluyendo su 9,98s de hoy).

Al rendimiento de Bolt, que el 21 de agosto cumplirá 30 años, parece afectarle tan poco la posibilidad de que el positivo de su compatriota Nesta Carter le prive de uno de sus seis oros olímpicos, el del4x100 de Pekín, como sus malas salidas. Emparedado entre Powell y Blake, el recordman mundial salió pésimo en Kingston (“tropecé y casi me caigo”, dijo después), y llegados a los 40 metros aún era el quinto. Comenzó entonces su remontada terrible, tan rápida que en los últimos metros, seguro ya de su victoria, se dejó a ir. Pese a eso, con un viento a favor de 1 m/s, bajó de 9,90s por primera vez en el año. Sus 9,88s son la segunda mejor marca mundial del año por detrás de los 9,86s con los que el francés Jimmy Vicaut igualó el 7 de junio su récord de Europa. Mientras Blake (9,94s), que regresa poco a poco de una larga lesión, terminó tercero igualado en tiempo con su compatriota Nickel Ashmeade, Powell acabó cuarto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información