Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Green y los Warriors bailan a los Cavaliers

Golden State se adelanta 2-0 en la final con una exhibición ante LeBron y los suyos (110-77)

Final NBA: Warriors - Cavaliers.  Draymond Green celebra una de sus canastas. AFP

Los Warriors van de victoria en victoria, ya no importa si delante está Oklahoma con Kevin Durant y Russell Westbrook o Cleveland con LeBron James. Después de estar entre la espada y la pared, con aquel 1-3 que parecía mortal de necesidad ante los Thunder, el equipo de la Bahía de San Francisco suma cinco victorias consecutivas. La segunda, en la final ante Cleveland, superó todas las expectativas (110-77). Fue una demostración de poderío del campeón. Lanzado por Draymond Green, pletórico, Golden State brindó una exhibición de su poderío ofensivo. La lluvia de puntos fue torrencial por momentos.

GOLDEN STATE, 110; CLEVELAND, 77 (2-0)

Golden State Warriors: Curry (18), Klay Thompson (17), Barnes (5), Draymond Green (28), Bogut (2) -equipo inicial-; Iguodala (7), Livingston (7), Ezeli (4), Barbosa (10), Clark (7), Rush (0) y Speights (3).

Cleveland Cavaliers: Irving (10), JR Smith (5), LeBron James (19), Love (5), T. Thompson (8) –equipo inicial-; Jefferson (12), Dellavedova (7), Shumpert (3), Frye (0), Mozgov (5), J. Jones (0), Williams (0) y D. Jones (3).

Parciales: 19-21, 33-23, 30-18 y 28-15.

Oracle Arena de Oakland. 19.596 espectadores.

El programa de la final.

(Al mejor de siete partidos)

Golden State, 104; Cleveland, 89 (1-0)

Golden State, 110; Cleveland, 75 (2-0)

3º Jueves, 9 de junio (3.00)

4º Sábado, 11 de junio (3.00)

5º Martes, 14 de junio (3.00)

6º Viernes, 17 de junio (3.00)

7º Lunes, 20 de junio (2.00)

Hora peninsular española. Los dos primeros partidos, el quinto y el séptimo, en Oakland; el tercero, cuarto y sexto, en Cleveland. Todos serán retransmitidos en directo por Movistar + #0 (dial 7) y Canal + Deportes (dial 55).

Los Cavaliers fueron sumiéndose en la desesperación a medida que Draymond Green, Stephen Curry y Klay Thompson se daban el lote ofensivo. El partido quedó visto para sentencia cuando apenas había dado inicio el último cuarto y el festival de los Warriors se plasmaba con una ventaja de 29 puntos en el marcador (91-62), que se amplió poco después hasta los 34 coincidiendo casi con el final (110-76).

Nada hacía presagiar semejante tunda y menos cuando los Cavaliers empezaron con una agresividad ofensiva admirable, con acciones y tiros muy rápidos. Pero los Warriors se recuperaron pronto, con 4 tapones de Bogut y una excelente defensa de Iguodala sobre Lebron James, que se quedó en cero puntos en el primer cuarto.

La fase de dominio más acentuado de los Cavaliers, una vez empezó a anotar LeBron (22-28), marcó el punto de inflexión. Draymond Green puso la directa con tres triples, dos consecutivos, y su equipo pegó un acelerón con un parcial de 20-2 que empezó a producir las primeras diferencias amplias en el marcador (42-30). Stephen Curry y Klay Thompson estuvieron más inspirados que en el primer partido, con cuatro triples cada uno.

Draymond Green fue el rey de la contienda con un 5 de 8 en triples para un total de 28 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias. Curry, a pesar de que acumuló faltas muy pronto, concluyó con 18 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias. Y Klay Thompson añadió 17 puntos. Clark, Livingston e Iguodala anotaron 7 puntos cada uno y, junto a Barbosa, volvieron a dejar una muestra de la calidad de la segunda unidad de los Warriors.

Los Cavaliers propusieron un small ball, con LeBron jugando como pívot, probablemente empujados también por la baja de Kevin Love, que sufrió el impacto de un codo de un rival en la cabeza y solo pudo estar 19 minutos en la cancha. Barbosa se unió a la fiesta con 10 puntos en apenas 14 minutos. El brasileño repitió su aportación puntual pero notable del primer partido.

Los Cavaliers jugaron mal, inferiores en el rebote (46-34) y mucho peor en los triples, con un 5 de 23 frente al 15 de 33 de los Warriors. LeBron estuvo irregular, aunque aun así fue el más destacado de su equipo con 19 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias y 4 robos de balón, aunque sumó 7 pérdidas. Mucho peor estuvo Kyrie Irving, con 10 puntos y solo una asistencia.

Kevin Love solo anotó 5 puntos en sus 19 minutos en la cancha y deberá superar el estricto protocolo médico que impone la NBA cuando un jugador recibe un golpe en la cabeza. De no superarlo no podrá jugar el tercer partido que se disputará en la madrugada del miércoles al jueves en Cleveland.

Los Warriors suman ya esta temporada 87 triunfos entre la temporada regular y los playoffs. Igualan así la mejor marca de todos los tiempos, los 87 qe obtuvieron los Bulls de Michael Jordan cuando ganaron el anillo en 1996. El equipo californiano, con 73 victorias, ya alcanzó el récord de aquellos Bulls en la fase regular del campeonato.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información