Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llull y Ayón rinden al Valencia y colocan al Madrid a un paso de la final

Los de Laso se desatan de nuevo en el tramo final del partido ante un rival sostenido por un notable Dubljevic

Felipe Reyes lanza ante Dubljevic
Felipe Reyes lanza ante Dubljevic EFE

Cinco triples de Llull, dos de ellos en los últimos dos minutos del partido, rindieron al Valencia y colocaron al Madrid a un paso de la final de la Liga Endesa. El menorquín, que anotó 15 de sus 19 puntos en la segunda mitad, puso colofón a otro abnegado ejercicio de Ayón, de nuevo el mejor de los blancos (24 de valoración) y anuló la brillante actuación de Dubljevic para poner el 2-0 en la eliminatoria.

Como si el inicio del partido fuese una continuidad del primer asalto de la serie, el Madrid mantuvo las constantes con las que acabó imponiéndose el jueves y el Valencia reincidió en sus defectos. Se aplicaron los blancos en defensa (solo concedieron cuatro canastas en juego en los primeros 10 minutos) y se ofuscaron de nuevo los naranjas desde el perímetro (0 de 5 en triples en ese tramo). Ayón acaudilló las operaciones madridistas (8 puntos, tres rebotes, dos robos y un tapón en sus nueve primeros minutos) y el campeón protagonizó un estirón tempranero (19-8, m. 9). Sin embargo, el prólogo no respondió al argumento de la novela, más intrigante que la anterior.

Real Madrid, 97-Valencia, 88

Real Madrid: Sergio Rodríguez (7), Taylor (4), Maciulis (5), Thompkins (5) y Ayón (15) –cinco inicial-; Rudy Fernández (5), Llull (19), Doncic (5), Carroll (14), Nocioni (5), Felipe Reyes (13), y Hernangómez (-).

Valencia Basket: Diot (13), Rafa Martínez (6), Sato (7), Shurna (9) y Hamilton (5) –cinco inicial-; Vives (3), San Emeterio (11), Stefansson (5), Lucic (10), Dubljevic (19) y Trias (-).

Parciales: 19-10; 22-29; 21-24 y 35-25.

Árbitros: Martín Bertrán, Perea y Martínez Fernández. Sin eliminados.

Barclaycard Center: 10.013 espectadores.

Comenzó el baile de rotaciones y, mientras Pedro Martínez comenzó a encontrar soluciones, el Madrid se destempló. Coincidiendo con el viaje de Maciulis y Ayón al banquillo, los visitantes comenzaron a encontrar tantas rendijas en el dique de contención madridista que voltearon el marcador. Shurna anotó el primer triple del Valencia al comienzo del segundo acto y, como si hubiese encontrado el interruptor perdido (2 de 22 en el primer partido), arrancó una serie demoledora desde el 6,75. El segundo bingo de Diot completó un 6 de 7 en triples en apenas ocho minutos y cambió la inercia del encuentro (36-39, m. 19).

Un triple rocambolesco de Doncic capeó el temporal y permitió al conjunto de Laso marcharse al vestuario por delante en el marcador. Pero, para entonces, el Valencia ya se había reenganchado. Unas veces Diot y Hamilton, otras Shurna y Dubljevic, algunas Sato y San Emeterio… Una implicación coral frente a la que el Madrid apenas respondía con la pareja Ayón-Llull. Fue la intensidad del menorquín la que sostuvo a los blancos ante la vigorosa apuesta de un Valencia que comenzó a creer en el triunfo (62-63, m. 30).

Respondieron los de Laso a la exigencia y abrieron el cuarto definitivo con un parcial de 10-3 en poco más de tres minutos que les otorgó la ventaja en el sprint final (72-66, m. 33 y 83-75, m. ). Creció la figura de Felipe Reyes y se aplacó la pujanza de Shurna. Afinó Carroll y se secó Lucic. Pero aun así estiró su rendición el Valencia con Dubljevic por bandera (19 puntos, ocho rebotes y 26 de valoración). No bastó. Dos triples del incansable Llull y cuatro puntos de Felipe aseguraron el triunfo madridista. El martes, en La Fonteta (21.00, C+ Deportes), el campeón tendrá el primer match ball para sellar el billete rumbo a su quinta final de Liga consecutiva.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información