Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gabi: “El dinero se nos puede acabar, pero la historia no se borra”

El capitán del Atlético explica sus sentimientos antes de la final y apuesta una cena a que Fernando Torres marcará el gol decisivo

© ÁLVARO GARCÍA

atacar

Gabriel Fernández (Madrid, 33 años), es uno de los iconos que representan al Atlético y el sentimiento de pertenencia al que tanto apela su entrenador. Por segunda vez sueña con ser el primer capitán rojiblanco en levantar la Copa de Europa. Admite que “no suele haber segundas oportunidades como esta”, pero también que él la predijo en Lisboa.

Pregunta. ¿Pensaba que iban a jugar una segunda final de Champions tan rápido al acabar la de Lisboa?

Respuesta. Sí, y así se lo transmití a mis compañeros. Sabíamos que era difícil, pero trabajamos para lo mejor y siempre he confiado en el grupo. En Lisboa hice un corro en el centro del campo y les dije que estaba orgulloso de ellos, que teníamos que seguir trabajando para tener otra oportunidad y ganar esa Champions tan ansiada.

P. ¿Pero lo veía factible?

R. Factible no hay nada, pero si se trabaja se puede conseguir, es complicado, pero el equipo ha hecho méritos para estar donde está.

P. ¿Hay justicia poética en que esta Champions la gane el Atlético por lo sucedido en Lisboa y por haber eliminado al Barça y al Bayern?

R. Ningún equipo se merece algo más que otro, la final la va a ganar el que consiga estar más centrado y el que controle los detalles porque va a ser un partido de detalles. Veremos al final quién es el mejor.

P. Describa la cita en clave atlética

R. Es un partido histórico para todos, para los aficionados es un partido único, que ven con posibilidades de ganar a su equipo y eso es importante porque aunque llegues a finales te sientes inferior al rival y creo que en esta ocasión no es así. La final está igualada y esa ilusión que nos transmite la afición es importante.

P. Revancha es una palabra futbolera ¿quién de niño no la ha pronunciado? Sin embargo, ustedes, huyen de ella como un término tóxico.

En Lisboa hice un corro en el centro del campo y les dije a mis compañeros que estaba orgulloso de ellos y que llegaríamos a otra final"

R. No lo tomamos así, si fuera una eliminatoria a doble partido te la podrías tomar así, pero es una segunda final. La primera final no tiene revancha y queda para la historia del Real Madrid y ojalá esta sea para nosotros. Yo lo pienso así, no es un ejercicio que estemos haciendo, las finales no tienen revancha o las ganas o no las ganas. ¿Qué tipo de revancha tiene una final? Es otra situación, otro tipo de jugadores, otro estadio… No hay revancha para Lisboa ni para Milán pase lo que pase.

P. ¿De qué se aíslan en estos momentos previos?

R. A mí me gusta tener una vida equilibrada y mantener las rutinas, llevar a mis hijos al colegio, estar con mi familia, intento no salirme de ahí porque puedes despistarte. Estos días se viven con mucha más tensión y emoción por todo lo que se respira alrededor, creo que tenemos que tener la cabeza fría.

P. ¿Qué le dicen por la calle?

R. Me dan las gracias y es lo que más me gusta. Gracias por representar al club, por dejarnos todo en el campo, por representarlos en la hierba… Cuando gente muy mayor te dice esas cosas se te pone la piel de gallina.

P. ¿Cuál es su trabajo como capitán en estos días?

Lo de los cuatro mediocentros es un poco engañoso; atacamos y defendemos"

R. Mantener a la gente tranquila, todos sabemos lo que nos jugamos y el que no lo sepa se lo hacemos ver, sobre todo para el club, para la gente, es un club muy pasional que nunca ha ganado la Champions y que será histórico. Yo le digo muchas veces a mis compañeros que el dinero se nos puede acabar, pero la historia no se puede borrar. Para mí lo más importante es hacer historia y estar ligado al club para siempre de alguna manera. Me siento un privilegiado por jugar dos finales de Champions como atlético, intento predicar con mis actos porque el contagio dentro y fuera del campo de lo que nos estamos jugando es fundamental para nosotros

P. Al principio de temporada querían jugar distinto, pero han terminado por reafirmarse más en su estilo.

Hay veces que llegas a finales y te sientes inferior, pero esta vez no es así"

R. El míster trató de adaptar a los jugadores nuevos a la metodología del equipo, empezamos, quizá jugando bien pero con menos resultados de los esperados y poco a poco la gente se ha ido adaptando a nuestras virtudes y a nuestros defectos y a partir de ahí el equipo ha ido creciendo. Hemos llegado en el mejor momento de la temporada a esta final y siendo lo que somos, un equipo muy unido, trabajador, que haciendo las cosas que sabemos nos creemos invencibles.

P. Explique lo de los cuatro mediocentros.

R. Al míster le gusta mucho trabajar mucho en el medio, que la gente corra y que ocupe muchas posiciones. Tenemos dos laterales que suben mucho por lo que los espacios tienen que estar bien cubiertos. Por ahí el míster opta por los cuatro mediocentros, pero dos de ellos, Saúl y Koke tienen mucha llegada. Es un poco engañoso lo de los cuatro mediocentros, tenemos mucha dinámica, quizá Augusto sea el más posicional por cómo jugaba en Vigo, pero los demás somos dinámicos, atacamos y defendemos.

P. ¿Cuál es su función en esa línea de cuatro?

R. Intento marcar la presión a los puntas y a los interiores, dónde salir a apretar y de qué manera. También ayudo mucho a la salida de Juanfran que tiene mucho desborde guardándole las espaldas. Tenemos jugadores de mucho talento y todo lo que les puedas desvincular más o menos de una tarea defensiva para ellos es más importante.

P. ¿Sabe que es el jugador que más ha corrido de eta Champions?

R. No, sé que corro mucho, pero son datos que sirven más para la prensa. Yo me quedo con el rendimiento, con ganar partidos y títulos que es lo que más te llena.

P. La semifinal entre ustedes y el Bayern no tuvo nada que ver con la del Madrid en cuanto a ritmo e intensidad. ¿Esa es su gran arma para la final?

Las finales no tienen revancha, o se ganan o no se ganan"

R. Las dos semifinales fueron muy diferentes. El Madrid fue superior al Manchester City y por ahí no hubo ni tanta presión ni tanta fuerza. Hubo tramos en los que nosotros fuimos mejores y otros en los que el Bayern fue muy superior a nosotros. Nos tuvimos que agarrar al campo y a esa intensidad para que no se nos fuera de las manos. Fue una eliminatoria muy bonita, con dos estilos muy diferentes.

P. ¿Qué opina del debate de los estilos surgido a raíz de los partidos con el Bayern?

R. Yo estoy muy feliz de cómo juega el Atlético y lo que consigue con ello. Hay maneras diferentes de entender el fútbol. Todo lo que te haga ganar para mí es válido.

P. ¿Qué les dijo Simeone en el vestuario del Allianz para que cambiaran tanto?

R. En la primera parte no fuimos el Atlético de Madrid con esa intensidad, en el descanso no solo el míster habló. Los más veteranos dijimos lo que pensamos, que empezábamos a correr o a ser el Atlético de Madrid que había llegado hasta esa semifinal o que lo íbamos a pasar muy mal y seguramente nos eliminaran. La segunda parte fue diferente, es verdad que el Bayer llegó mucho, pero nuestra actitud y nuestra manera de entender el partido tan diferente. Fue el partido más complicado en mi carrera.

P. Si el Madrid les da la pelota, ¿qué harán?

Me apuesto una cena con todo el que quiera a que Fernando Torres marca el gol de la final"

R. Pues la cogeremos e intentaremos ganar, va a ser un partido de posesión parecida. Siempre que hemos jugado contra ellos han tenido un poco más, sin llegar a desbordar mucho. Habrá fases del partido que consigan dominar y al contrario. Este equipo está capacitado para jugar de cualquier manera y le considero un grande porque sabe en todo momento de qué manera tiene que jugar.

P. ¿Es tan importante Casemiro en este Madrid?

R. Ha sido la base del equilibrio que hoy tienen. Tenía unas bazas ofensivas para atacar,. pero defensivamente le costaba estar equilibrado, con esa entrada ha logrado equilibrar ataque y defensa y le han empezado a llegar los resultados.

P. Marcelo les da siempre muchos problemas.

R. Gran parte del potencial ofensivo lo lleva su lateral izquierdo, eso habla muy bien de él. Junto con Filipe es uno de los mejores del mundo.

P. La conexión Koke- Torres ha paliado gran parte de los problemas ofensivos que tenían.

Cuando hacemos lo que sabemos nos sentimos invencibles"

R. La pareja es espectacular. Koke está en el mejor momento de la temporada al igual que Fernando. Para mí Koke es el mejor jugador de la plantilla por cómo lee el fútbol, por cómo se implica en el trabajo del equipo y por las variantes que nos da y Fernando nunca da su brazo a torcer y llega en su mejor momento. Estoy convencido y apuesto una cena para todos a que mete el gol de la final.

P. ¿Oblak?

R. Un muro, aunque nos tiene que dar las gracias a muchos de nosotros también. Ha conseguido estabilizarse en la portería sobre todo en los balones aéreos.

P. ¿Percibe que esta puede ser su última final?

R. Es el partido más importante de mi carrera, como antes lo fue el Lisboa y la final de Copa que le ganamos al Madrid. Sé que las oportunidades no suelen pasar mucho, espero no retirarme sin una Champions.

P. ¿Ha firmado la renovación?

R. Aún no, pero estoy a punto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información