Mireia Belmonte se hunde en la mariposa

Cae en su prueba fetiche en el Europeo tras ser plata en los 1.500. María Vilas, bronce

Kapas, oro, junto a Mireia, plata en 1.500.
Kapas, oro, junto a Mireia, plata en 1.500.Frank Augstein (AP)

Mireia Belmonte se subió este sábado al podio de los Europeos de Londres tras lograr una medalla de plata en los 1.500 libres —distancia en la que la gallega María Vilas capturó el bronce— pero apenas hora y media después se hundió en los 200 mariposa, su prueba fetiche y su principal objetivo para los Juegos de Río. La española firmó el 12º tiempo de las semifinales con 2m 10,78s, quizás después de pagar con creces el esfuerzo del 1.500. Sí se clasificó para la final Judit Ignacio —segunda en la serie en la que Belmonte acabó séptima— tras firmar el cuarto mejor tiempo, 2m 08,76s.

Belmonte y Vilas tuvieron que conformarse con la plata y el bronce en la final de los 1.500 libres, que dominó con autoridad la húngara Boglarka Kapas. Ni el hecho de firmar 16m 00,20s, su mejor marca del año, ni rebajar en más de 14 segundos la lograda en semifinales, permitió a Mireia Belmonte disputar el oro a Kapas, que no dio ninguna opción a sus rivales. Y eso que Vilas, que llegó a pasar en primera posición el primer 100, intentó con todas sus fuerzas no descolgarse de la magiar. Dio igual la táctica, ya que ni el valiente planteamiento de María Vilas, ni el más calculador de Belmonte, que nadó de menos a más, sirvió para acercarse a la húngara.

Belmonte, oro hace dos años en Berlín, se enzarzó en una durísima batalla por la tercera plaza con la italiana Simona Quadarella, y completó el primer kilómetro a más de siete segundos de la nadadora magiar. Una circunstancia que no pareció inquietar a Belmonte, que consciente de la imposibilidad de atrapar ya a Kapas, se centró en dar caza a María Vilas, que poco a poco iba empeorando sus parciales. Finalmente, la aventajó en más de un segundo. María Vilas firmó un tiempo de 16m 01,25s, que la relegaba al tercer escalón del podio.

Entre las pruebas destacó la medalla de oro del húngaro Laszlo Cseh, quien a sus 30 años, y tras 14 en la élite, nadó la prueba en unos fantásticos 50,86 segundos, marca que además de ser récord de los campeonatos figura entre las mejores de siempre con bañador textil. Cseh, que ya logró el oro en los 200 (con 1m 52,91) y la plata en los 50 (con 23,31s) se convierte en uno de los máximos aspirantes a coger una medalla en los Juegos Olímpico de Río de Janeiro en agosto.

Por su parte, la italiana Federica Pellegrini consiguió su cuarto oro consecutivo en los 200 libres de unos Europeos tras cerrar un tiempo de 1m 55,93s, final en la que Melanie Costa acabó cuarta (1m 58,08s) y Patricia Castro octava (1m 58,69s).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción