Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia calienta motores en el País Vasco

La selección anfitriona arranca su preparación para la Eurocopa ante 10.000 aficionados en su primer día de concentración en Biarritz

Deschamps da instrucciones en el primer entrenamiento de Francia.
Deschamps da instrucciones en el primer entrenamiento de Francia. AFP

Los Bleus ya tienen la cabeza puesta en la Eurocopa. La selección anfitriona, y una de las favoritas del torneo, ha empezado este miércoles su preparación para hacer realidad el gran objetivo de la última década del fútbol francés. De los 31 jugadores convocados por Didier Deschamps, 17 se han ejercitado esta tarde ante 10.000 aficionados en el primer día de concentración en Biarritz, región del País Vasca muy próxima a la ciudad de origen del seleccionador.

La delegación francesa desembarcó el martes por la tarde en la localidad en un ambiente inusual marcado por un fuerte dispositivo policial y una tímida expectación popular. Ese clima de tensa calma debería ir desapareciendo con naturalidad en los cuatro próximos días, en los que están previstos entrenamientos diarios abiertos al público. Con esa concentración inicial, Deschamps busca dar oxígeno a un grupo de futbolistas que su mayoría acumulan más de 60 partidos, así como preparar anímica y colectivamente a sus jugadores para estar presentes en la final del 10 de julio.

Es ese maratón mental al que se enfrenta desde hoy una selección llamada a coronarse en su país. Una partida de ajedrez para Deschamps que ha empezado sin muchas de sus mejores piezas. De los 17 jugadores concentrados, solo hay cuatro probables titulares: el capitán Lloris, los defensas Sagna y Koscielny, y el delantero Giroud. Ellos participarán en los primeros planes de preparación diseñados por el técnico y sus asesores.

Al terminar la concentración inicial de Biarritz, está previsto que Francia regrese durante una semana a Clairefontaine, su habitual campamento base, para preparar estratégicamente la Eurocopa. Allí se incorporarán la otra mitad de jugadores escogidos por Deschamps, a excepción de Antoine Griezmann y Raphaël Varane. Ambos futbolistas disputarán el día 28 de mayo la final de la Champions y se unirán a la concentración tres días después de la gran cita entre Real Madrid y Atlético de Madrid.

Francia, que terminará su preparación con una última concentración en Austria a principios de junio, tiene previsto disputar dos partidos amistosos antes del inicio de la Eurocopa. El primero será ante Camerún el 30 de mayo y después contra Escocia, el 4 de junio. Deschamps, que ha programado un partido menos que el Mundial 2014, se ha quejado en rueda de prensa de la falta de libertad dada por UEFA y por los grandes clubes europeos para establecer su propio calendario y disponer de la totalidad de sus jugadores en un amplio margen de tiempo. "Tenemos menos tiempo para preparar la competición, hemos perdido cinco días con respecto al mundial de Brasil", lamentó. En realidad, el técnico francés dispondrá de tan sólo 10 días con toda su plantilla para encarar el mayor desafío futbolístico desde la organización en tierra gala del Mundial de 1998

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.