Puigdemont no irá a la final de la Copa del Rey en protesta por el veto a las esteladas

El presidente catalán considera la prohibición un atentado grave a la libertad de expresión

Esteladas, en el Barcelona-Espanyol.VICENS GIMENEZ / EL PAÍS VÍDEOundefined
Más información

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado este miércoles que no acudirá a la final de la Copa del Rey de fútbol, que se disputan el domingo el Barcelona y el Sevilla en el estadio Vicente Calderón de Madrid, si la Delegación del Gobierno en la capital no reconsidera su decisión de prohibir que los aficionados vayan al estadio con banderas esteladas, la bandera independentista catalana. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha señalado que no estará en el estadio como señal de protesta. A través de tres mensajes en su cuenta de Twitter, Colau considera que "el gobierno del PP tiene que rectificar" esta decisión, y advierte que "si se mantiene la prohibición, no asistiré al partido en señal de protesta, igual que el President".

La Delegación de Gobierno en Madrid ha anunciado este miércoles que no permitirá introducir ni banderas esteladas ni otros símbolos no constitucionales, tal y como especifica la Ley del Deporte. Para evitarlo, en los dos controles de acceso del estadio, incluso, se cacheará uno por uno a todos los aficionados.

Puigdemont ha comunicado que no acudirá al partido a preguntas de los periodistas durante la rueda de prensa en la sede de la Generalitat en Barcelona tras reunirse con el presidente valenciano, Ximo Puig: "No puedo participar en la final de la Copa del Rey hasta que se respete el derecho de expresión de los aficionados del Barça que quieran ir con esteladas. Es un atentado grave". Puigdemont ha defendido que la estelada es una bandera legal y democrática y que muchos catalanes la lucen a menudo y la consideran un símbolo de "libertad".

Puigdemont durante su reunión de hoy con Ximo Puig.
Puigdemont durante su reunión de hoy con Ximo Puig.Susanna Sáez (EFE)

El consejero de Justicia de la Generalitat de Cataluña, Carles Mundó, ha considerado hoy que la prohibición de llevar banderas esteladas es una limitación del derecho a la libertad de expresión "inaceptable en un Estado democrático" que el Gobierno "aprovecha" en vísperas de campaña electoral.

Por su lado, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha lanzado la idea de que el Barcelona no juegue este domingo la final de la Copa del Rey de fútbol en protesta por la prohibición en el estadio de las banderas independentistas catalanas.

La decisión de vetar la bandera independentista ha sido justificada en la ley contra la violencia en el deporte que prohíbe la exhibición de pancartas, símbolos, emblemas o leyendas que, de alguna forma inciten, fomenten o ayuden a comportamientos violentos o terroristas, o constituyan un acto de desprecio a las personas participantes en el espectáculo deportivo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción