Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paco Jémez: “Este año nos ha ido todo de culo”

El técnico del Rayo deja abierta su continuidad en Segunda y libera a los jugadores de cualquier responsabilidad

Paco Jémez, en el partido ante el Levante.
Paco Jémez, en el partido ante el Levante. EFE

El hilo de voz de Paco Jémez tras el descenso del Rayo ya advertía que de su garganta la palabras saldrían aflautadas, apretadas, incómodas, tristes. “Sabe todo amargo, pero es lo que nos toca. Es el día más triste de mi vida sin ninguna duda, al menos en cuanto a lo profesional. Donde otros no asumen sus responsabilidades nosotros no la vamos a echar a ningún sitio”, se arrancó el técnico canario. Su imagen trataba de transmitir calma, contención en el sentimiento, seriedad, pero era abrir la boca y notarse qué había dentro. “Este año todo ha ido de culo y al ir tan al limite necesitamos que el aire sople a favor y cuando sopla en contra se nota”, continuó. “Si este año hubiéramos conseguido la permanencia sería el año que más valor le hubiera dado. Hemos vivido muchas situaciones externas que nos han hecho mucho daño. De lo que estoy seguro es de que todos mis jugadores se han dejado todo en el campo. No se han guardado nada. Pongo los dos brazos en el fuego por ellos”, aseguró.

Lo cierto es que durante el partido a Jémez se le vio como siempre. Dando instrucciones continuamente, como si tratase de mantenerse al margen de lo que ocurría lejos del Estadio de Vallecas. “Hemos hecho muy buenos partidos y cada vez que avanzaba la temporada hemos ido jugando mejor. Nos ha faltado saber conducirlo. En la priemra vuelta sacamos 15 puntos y en la segunda 23. Cada uno ha sacado los puntos que ha sacado y ese dato es suficiente para no tener que hablar de justicia o injusticia”, completó Jémez.

Al comienzo de la semana el técnico convocó una rueda de prensa para asegurar que si el Rayo perdía la categoría él se mostraba dispuesto a continuar dirigiéndolo en el banquillo. “El presidente tiene mi palabra siempre y cuando las cosas se hagan como yo quiero. No es solo una cantidad económica, va más allá”, recordó el todavía entrenador del Rayo. Aunque para Jémez es el club quien tiene que dar el primer paso. “Llevo cuatro años aquí, me he vaciado completamente y quien sabe a lo mejor un descanso tampoco me vendría mal. Pero no puedo hablar de porcentajes de que me queda. Si en unos días no recibo ninguna llamada del club entenderé que cada uno toma un camino diferente y no pasaría nada por ello”, remachó.

No quiso valorar el resto de los encuentros de la jornada, y menos el que enfrentaba al Sporting con el Villarreal y que otorgó la permanencia al equipo asturiano. No así el presiente del Rayo, Rául Martín Presa. “El ritmo de partido ha sido muy lento”, aseguró el mandatario. “Los cambios no han ido a por el partido. Desde mi punto de vista no creo que el Villarreal haya preparado el partido en ningún momento de la semana”, añadió Martín Presa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.