Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vítor Oliveira, el ascensor automático

El entrenador portugués ha ascendido a nueve equipos a Primera División, el último este domingo

Vítor Oliveira, entrenador del Chaves.
Vítor Oliveira, entrenador del Chaves.

¿Quiere subir a Primera? Contacte con Oliveira. Prefijo 351, de Portugal. Mejor al móvil, pues no para mucho en el mismo club ni en la misma ciudad. Equipo que sube, equipo que deja. Es su filosofía: “Si me llaman para un equipo que va a luchar por la permanencia, no me interesa; prefiero ir para un escalón inferior y subir”.

Vítor Oliveira es el entrenador ascensor, en el sentido exacto del término. Sus equipos prácticamente solo suben, el último, este domingo, cuando el Deportivo Chaves consiguió el ascenso a la Primera División del fútbol portugués. La misión no era fácil. Han pasado 17 años desde que este club del norte del país, en la olvidada región de Tras-os-Montes, pisara por última la categoría máxima del fútbol profesional. Hace un año, el club saboreó esas mieles, pero a falta de unos segundos para el pitido final, otro equipo, el Unión de Madeira, se lo quitó. A ese equipo lo entrenaba, cómo no, Oliveira.

El presidente del Chaves no quiso otro disgusto y se aseguró el fichaje de Oliveira para esta temporada; en mayo ha recogido el fruto esperado. El Chaves ha subido con Oliveira. Es el noveno ascenso a Primera, y el cuarto seguido, conseguido por este técnico nacido hace 62 años en Matosinhos.

Antes que Chaves y Unión de Madeira, corrieron de su mano la misma suerte Arouca, Moreirense, Leixões, Belenenses, Leiria, Académica de Coímbra y Paços de Ferreira. Solo tiene un lamparón: "Cogí al Leiria a mitad de temporada y no pude salvarlo. Fue mi único descenso".

Me gusta mucho ganar. Mejor en un equipo de Segunda que pueda subir que en uno que lucha por mantenerse

En los 30 años de técnico ha entrenado a 18 clubes, con los que se podría conformar toda la actual Primera División, con la excepción de los tres grandes. Oliveira nunca ha entrenado a Benfica, Porto o Sporting de Lisboa, algo que no amarga la vida: “Tuve la oportunidad hace años, ahora no. Esa posibilidad está totalmente descartada y no tengo resentimiento alguno. Tengo una bonita carrera, de las más bonitas del fútbol portugués, y de la que me puedo enorgullecer”, explicaba a Maisfutebol.

Centrocampista en sus tiempos de jugador, disputó más de 200 partidos con ocho equipos, siempre modestos y portugueses. A los 30 años se retiró y comenzó su trayectoria de técnico. Nunca ha salido del país, y aunque le tira más el norte que el sur, irá allí donde intuya vientos de victoria: “Eso es lo más importante. Me gusta mucho ganar. La posibilidad de ganar en un equipo de Segunda, que tenga acceso a la Primera, es mucho mayor que en un equipo que va a luchar por la permanencia”.

La fórmula del éxito 

Como a las personas centenarias, como a los pichichis del mundo, a Oliveira se le pregunta por la pócima secreta, en su caso para salir del pozo de la Segunda, y él dice que no hay secreto alguno: “Una buena plantilla, pues un buen equipo no se hace con buenos jugadores; estabilidad en el club, que paguen a los jugadores, que tenga buena logística; y mucho, mucho trabajo".

Oliveira no divide el fútbol en estilos. "Me gusta el buen fútbol, pero sobre todo me gusta ganar y para eso hay muchas formas de conseguirlo y hay que encontrar la que más daño haga al rival", y aclara por si acaso no se entendió: "Los apuntes artísticos para después de haber conseguido los puntos".

Del fútbol español solo habla maravillas, aunque nunca ha recibido una oferta: "Es raro que un entrenador portugués vaya para allí; me gustaría porque es una liga muy competitiva, de mucha calidad de juego".

Ahora ya tiene colapsado el contestador de su móvil; por favor, absténganse los de la zona tranquila de la tabla, que hay que dejar la línea libre para el Académica de Coímbra, que acaba de descender a Segunda. Oliveira, la ciudad de una de las universidades más antiguas de Europa, necesita de tu magisterio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.