Simona Halep toma Madrid

La rumana, finalista en 2014, vence a Cibulkova en la final (6-2 y 6-4) y se adjudica por primera vez un torneo deslucido por la ausencia de Serena Williams y la caída tempranera de las principales raquetas

Halep devuelve la pelota ante Cibulkova.
Halep devuelve la pelota ante Cibulkova.Chema Moya (EFE)

La gente aún rumiaba el pulso entre Rafael Nadal y Andy Murray cuando las dos finalistas femeninas, Simona Halep y Dominika Cibulkova, saltaron a la pista Manolo Santana para dilucidar quién sería la sucesora de la checa Petra Kvitova, vencedora el año pasado en la Caja Mágica. Entre el poso de la primera semifinal masculina y el cartel femenino, con dos nombres de bajo calado entre el gran público, la final entre ambas quedó ligeramente deslucida. Y en estas se impuso Halep: 6-2 y 6-4 para engrosar su currículo por primera vez este año.

Más información
Nadal detiene el alud de Querrey
Djokovic se afila ante Bautista
Cumbre entre Nadal y la ITF en París
MUTUA MADRID OPEN

Finalista en 2014 (la misma temporada en la que también disputó el título de Roland Garros a la rusa Maria Sharapova), la rumana es una fija del top-10 de la WTA, pero desde hace un tiempo vive a la sombra. Las lesiones le han impedido tener la continuidad deseada. El año pasado se llevó un par de trofeos a su bolsillo (Dubái, un Premier5, e Indian Wells, Premier Mandatory como Madrid), pero en los grandes no pudo ir más allá de las semifinales, en Nueva York.

Este año, su trayectoria no había sido brillante hasta ahora. Desapareció en la primera ronda de Australia y en los torneos de segundo nivel tampoco dio el golpe (cuartos de final en Cayo Vizcaíno y semifinales en Miami). En el barrio de San Fermín, sin embargo, llegó la gran alegría para Halep, séptima en el ranking mundial. Sin rivales de envergadura, por el camino ha ido dejando a Misaki Doi, Karin Knapp, Timea Bacsinszky e Irina-Camelia Begu, antes de desembarcar en la final frente a la eslovaca.

Y por el cetro, un pulso sin excesiva historia. Sin Serena Williams, Maria Sharapova, Victoria Azarenka o Garbiñe Muguruza en su trazado, allanado por caídas prematuras y retiradas, la más aplicada fue la de Constanta, 24 años, de apariencia menuda pero fisionomía muy atlética. Aprovechó la desbandada. Y, ciertamente, fue la mejor Halep.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS