Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No creo que mi suplencia haya sido por mi rendimiento”

Pau López explica su experiencia en su primera temporada como titular y analiza el próximo derbi ante el Barcelona

Pau López posa en la Ciudad Deportiva del Espanyol.
Pau López posa en la Ciudad Deportiva del Espanyol.

En su primera temporada bajo el larguero del Espanyol, Pau López (Girona; 21 años) ha vivido en una montaña rusa, de titular indiscutible a suplente para ser de nuevo titular, todo bajo la amenaza del descenso. Él, sin embargo, lo acepta como parte de su aprendizaje.

Pregunta. ¿Se le está haciendo muy larga la temporada?

Respuesta. Al principio fue más complicado. Cuando veía que al equipo no le iba bien y a mí no me salían las cosas como esperaba. Cada tiro a puerta era gol y me frustraba mucho. No estaba jugando como yo esperaba, ni daba lo que había dado la temporada pasada.

P. ¿Por qué cree que le pasó eso?

No comencé jugando como yo esperaba, ni daba lo que había dado la temporada pasada.

R. No es fácil. Yo había jugado un partido y medio en Primera. No hubiese sido real que saliera al campo y que todo hubiese sido genial. La Primera es muy complicada y pequeños detalles que, en ese momento, no dominaba tan bien se te ven y no podía ayudar al equipo como me hubiese gustado. Me comía la cabeza y pensaba: “¿Por qué no me sale ahora?”, “La toco y va para adentro”. Pero, al final, es una cuestión de tiempo y de esfuerzo. Y, después del partido contra el Sporting, empecé a notar que los aspectos en los que estaba trabajando comenzaron a funcionar.

P. ¿Pero es justo en ese momento cuando pierde el puesto ante el Madrid?

R. No creo que mi suplencia haya sido por mi rendimiento, en ese momento era cuando yo mejor estaba, sino porque el míster confía más en Arla, que le conoce.

P. ¿Tuvo ganas de preguntarle a Galca por qué era suplente?

R. Sí, claro que tienes ganar de saber el porqué. Pero no creo que sea algo que un jugador tenga que hacer. Del mismo modo que nunca pregunté porque jugaba, tampoco lo voy a hacer cuando me quitan. Si el entrenador te lo quiere explicar, muy bien y mucho mejor.

P. Pero recuperó el puesto…

R. Sí, pero desde la derrota ante el Levante dejó de importarme si jugaba o no. Hubiese firmado no jugar ni un minuto más y que el equipo estuviese salvado. Además, si en mi primera temporada de titular el equipo baja será un palo para mí.

P. ¿Le están pasando muchas cosas en muy poco tiempo?

Juan Barbosa, en un entrenamiento en Sant Adrià.
Juan Barbosa, en un entrenamiento en Sant Adrià.

R. Esta experiencia me ha servido mucho, para aprender de este tipo de situaciones y para mejorar psicológicamente. Si no lo vives no sabes lo que es. Son semanas en las que te cuesta dormir, en las que te comes mucho la cabeza.

P. ¿En qué se come la cabeza?

R. En lo que harán los otros equipos, en las jugadas que se pueden dar durante el partido. Antes de todos los partidos analizo que puede pasar, las posibles jugadas y que tendría que hacer ante cada una de ellas. Son momentos de mucha incertidumbre, pero cuando empiezo a calentar todo eso se va.

P. ¿Cómo vive esta previa ante el Barça después de todo lo que pasó en los últimos derbis?

R. La gente que no es del Espanyol no sabe lo que significa para nosotros. Es un partido muy importante y quizá te pasas de revoluciones. Entiendo que muchos piensen: “Pau no es así cuando juega contra otros equipos”.

P. ¿Se arrepiente de haber pisado a Messi?

Me metieron cuatro goles en la Copa del Rey y, sin embargo, fue el partido que más disfruté en mi vida

R. Fue feo. No volverá a pasar.

P. ¿Qué pensó cuando vio el cartel que decía: “Pau, tu pie nos marca el camino”?

R. Ahí no entro. Todo esto que pasó se montó y se desmontó en una semana. El partido lo calentó la prensa y, aunque durante esa semana se habló mucho de mí, todo está olvidado. Son cosas que no deberían haber pasado y hay que centrarse en hablar de fútbol.

P. ¿Qué partido tiene que jugar ahora el Espanyol?

R. Lo importante es no encajar rápido porque ellos y su gente se pondrán nerviosos. Son partidos en los que te lo pasas muy bien. La gente tiene que disfrutarlo en vez de sufrirlo.

P. ¿Cómo se disfruta cuando se pierde por goleada?

R. A mí me metieron cuatro goles en la Copa del Rey y, sin embargo, fue el partido que más disfruté en mi vida. Vives lo que es un derbi, notas cuando empieza el runrún en el estadio. Perdimos, sí. Pero el equipo luchó, corrió y defendió la camiseta del Espanyol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información