Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Antonio impresiona y vapulea a Oklahoma

Aldridge y Leonard lideran la paliza (124-92) y Westbrook y Durant naufragan en el primer duelo

LaMarcus Aldridge lanza ante Serge Ibaka. Ampliar foto
LaMarcus Aldridge lanza ante Serge Ibaka. USA Today Sports

La tunda de los Spurs a los Thunder en el primer asalto de la semifinal del Oeste (1224-92) destrozó todas las incertezas y previsiones sobre la igualdad que debía presidir la serie. El primer asalto agigantó la imagen de los Spurs y deja muchísimas dudas y deberes a los Thunder.

SAN ANTONIO, 124; OKLAHOMA, 92

San Antonio Spurs: Parker (2), Green (18), Leonard (25), Aldridge (38), Duncan (8) –equipo inicial-; Ginóbili (6), Anderson (2), West (5), Mills (3), Diaw (6), Kevin Martin (2), Miller (5) y Marjanovic (4).

Oklahoma Thunder: Westbrook (14), Roberson (0), Kevin Durant (16), Ibaka (19), Adams (9) –equipo inicial-; Singler (0), Waiters (11), Kanter (6), Payne (3), Collison (2), Foye (5), Morrow (5) y Mohammed (2).

Parciales: 43-20, 30-20, 27-25 y 19-26.

ATT Center de San Antonio. 18.418 espectadores.

Primera ronda Conferencia Este

Miami, 97; Charlotte, 90 (3-3)

Toronto, 83; Indiana, 101 (3-3)

Semifinales de la Conferencia Este

Cleveland-Atlanta

Semifinales de la Conferencia Oeste

San Antonio, 124; Oklahoma, 92 (1-0)

Golden State-Portland

San Antonio empezó como un ciclón. El ataque liderado por Aldridge y Leonard devastó la defensa de los Thunder. Los Spurs se mostraron muchísimo más rápidos en las transiciones y movieron el balón con su soltura habitual. Y al contrario, contuvieron a Westbrook, que falló sus cinco primeros tiros en el primer cuarto y limitaron la eficacia de Kevin Durant.

La diferencia creció con una asombrosa rapidez. Finalizado el primer cuarto, los Spurs dominaban por 23 puntos (43-20). Poco después, tras una jugada de tres más uno de Green, subió hasta los 29 (53-24). Los 43 puntos del primer cuarto es la anotación más alta de los Spurs en la historia de los ‘playoffs’.

Billy Donovan iba pidiendo tiempos muertos, pero no encontró manera de revertir la dinámica del partido. Los Spurs dominaban por 33 puntos (73-40) cuando se llegó al descanso. Para entonces, era necesario buscar en los libros de récords para encontrar un partido de los Spurs con una anotación tan alta. El último precedente fue en marzo de 2010. No se producía semejante paliza en el descanso de un partido de los ‘playoffs’ desde que también los Spurs superaron los 33 puntos de margen contra Sacramento en 2006.

Westbrook hizo patente su frustración y los árbitros le castigaron con una falta técnica. La diferencia llegó a ser de 40 puntos (109-69) y Gregg Popovich dosificó a sus mejores hombres. Aldridge no tuvo siquiera que llegar a los 30 minutos para sumar 38 puntos. Ibaka no pudo con él, aunque el pívot congoleño-español fue el máximo anotador de su equipo con 3 triples y 19 puntos.

Leonard sumó más puntos, 25, que minutos, 21. Danny Green, con 5 triples y 18 puntos, fue otro de los destacados en unos Spurs que no precisaron de mucha anotación ni alardes de Parker, Duncan y Ginóbili.

Los Thunder sí echaron de menos los números habituales de sus estrellas. Kevin Durant se quedó en 16 puntos y Westbrook, en 14, con una floja serie de 5 de 19 en el tiro. Los Thunder deberán corregir y mejorar muchísimo para intentar sorprender a unos Spurs que simplemente les pasaron por encima.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información