Oblak: “Nos merecemos estar aquí”

Los jugadores del Atlético valoran el resultado y Simeone presume del compomiso de estos. Guardiola se deshace en elogios con Saúl

Guardiola y Simoene, antes del partido. | Vídeo: Pep Guardiola sobre Saúl.Vídeo: GERARD JULIEN

A Guardiola le costó desenlazar los brazos durante la primera parte del partido. Observaba con recelo el técnico del Bayern de Múnich cómo su equipo era incapaz de encontrar la manera de superar el centro del campo del Atlético sin perder el balón por el camino. No era casual lo que ocurría en el césped, pues estaba en el ideario de Simeone bloquear los avances por el centro y obligar a su rival a jugar por las bandas, donde se generan ocasiones pero no se rematan. A la sala de prensa del Calderón el técnico del Bayern entró por una puerta diferente a la habitual. Por la zona izquierda, como si él también se hubiera sentido obligado a moverse por lugares inesperados.

Más información
Saúl, un gol de fútbol sala
Saúl mantiene la fe del Atlético ante el Bayern Múnich

“Estoy satisfecho con el rendimiento del equipo en los últimos 25 minutos de la primera parte. Después en la segunda hemos jugado bien pero no estoy contento con el resultado”, aseguró con la mirada puesta en el micrófono. Apenas levantó la cabeza en las primeras respuestas, algo más elaboradas en su doblaje al alemán. “Tenemos que ver qué podemos hacer de más para hacer más ocasiones en Múnich aunque me conformaría con hacer las mismas que aquí”, añadió el técnico del Bayern. “Sabemos contra qué rival jugamos y hemos creado las ocasiones suficientes para hacer un gol. Quiero ver el partido con calma y ver qué podemos hacer en la vuelta”, continuó el catalán.

“No hablo alemán, que alguien me ayude”, bromeó Simeone cuando le llegó el turno y observó que el traductor había desaparecido. “Le puedo contar a la gente situaciones íntimas del grupo para que entiendan lo que es este equipo”, se arrancó el argentino. “Ayer, cuando dimos la convocatoria le preguntamos a Tiago si quería estar con nosotros y en seguida dijo que sí. Carrasco, con el tobillo inflamado, pedía jugar. Óliver, después de muchas convocatorias fuera, le vino la fiebre y me dijo antes del partido cuando ya estaba en la lista de convocados: 'Míster, tengo ganas de jugar pero no estoy en condiciones de darle al equipo lo que necesita'. Eso fue el Atlético de Madrid hoy”, confesó el técnico.

La diferencia en el tono de voz de Guardiola y Simeone era evidente. Pero no era solo cuestión de entrenadores. “La mayoría de los atléticos pensarán que están en Milán, pero quedan 90 minutos. En casa podemos hacerlo”, advirtió Xabi Alonso. “Han estado más intensos que nosotros, pero hemos hecho ocasiones suficientes para marcar”, se sumó Thiago Alcántara. “El campo no estaba muy rápido y ha habido muchas disputas y ellos ahí son muy fuertes. En la primera parte han llevado el partido a las disputas, mientras que en la segunda hemos tenido más balón y hemos generado más oportunidades. La eliminatoria está totalmente abierta”, redondeó Javi Martínez.

“Demostramos que nos merecemos estar aquí”, valoró Oblak, uno de los jugadores más destacados del Atlético. Pero el héroe local estaba claro. “Es el gol más importante y el más bonito también”, valoró Saúl. El canterano regateó a Bernat y a Xabi Alonso antes de batir a Neuer con un disparo ajustado. “La verdad que ante este momento tan brillante de Saúl no sería bonito contar todas las intimidas que nos han pasado porque parecería que uno quisiera llenarse de estrellas y todo lo que le está pasando es por mérito suyo y por creer en lo que él tiene y todavía tiene mucho que mejorar”, le alabó Simeone.

“Estimo mucho la calidad de Saúl pero estaría bien para el no compararlo con Messi. Es un gran jugador y el fútbol español tiene otro gran talento”, comentó Guardiola cuando los elogios tomaron demasiado vuelo. “Está en un gran momento. Viene creciendo con humildad. Tiene que mantener los pies en el suelo porque tiene mucho futuro”, se sumó Filipe Luis. “Ha sido una noche fantástica. Saúl ha hecho un golazo que nos ha permitido jugar el partido como queríamos. Hay que seguir remando y sufriendo. Ellos están a un nivel que pocos tienen”, remató Fernando Torres. “Tengo fortuna porque llego a los dos balones divididos antes que el rival y cuando entro en el área y veo que Alaba se está echando para atrás, me la coloco para la pierna izquierda y ya tenía entre ceja y ceja la portería”, relató Saúl.

Sobre la firma

GORKA PÉREZ

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS