Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feliz cumpleaños para Rafa Benítez

El técnico madrileño celebra sus 56 años aclamado por la grada tras ganar su primer partido con el Newcastle y situarlo al filo de la salvación

Rafa Benitez (i) aplaude a la grada tras el partido.
Rafa Benitez (i) aplaude a la grada tras el partido. AFP

Al quinto intento, después de tres derrotas y un empate, logró Rafael Benítez cantar victoria con el Newcastle (3-0 al Swansea) en una jornada perfecta para sus intereses porque la pelea por la salvación se constriñe en la Premier League después de que el Sunderland venciese en casa del Norwich (0-3). Aclamado por la grada durante el transcurso del partido, el técnico madrileño festejó su 56 cumpleaños y la llegada de un futuro de esperanza para su castigado equipo. El Newcastle, que había sumado un punto de los últimos 21 que había disputado, saldrá de los puestos de descenso si el próximo martes es capaz de vencer, de nuevo en su feudo de St. James’ Park, al Manchester City.

Y el caso es que ya nada parece imposible para una de las aficiones más enfervorecidas del fútbol británico. Con el histórico Aston Villa ya descendido tras su derrota en Old Trafford ante el Manchester United (1-0), las dos plazas restantes se sustanciarán entre Norwich, Sunderland y Newcastle. Benítez lanzó durante la semana el mensaje de que con cuatro victorias su equipo seguiría en la Premier League. Ya tiene una, un calendario con tres partidos en casa además de uno en el feudo del Villa y una emotiva visita a Anfield el próximo fin de semana. En la clasificación está por detrás de sus rivales. El Sunderland le aventaja en dos puntos y el Norwich le lleva tres.

Benítez edificó durante toda la semana los pilares de la reconstrucción de un equipo que salió devastado de su último tropiezo en Southampton. Aplicó varios cambios en su once y recurrió al zaguero Paul Dummett y al centrocampista Jack Colback, dos futbolistas que hasta ahora apenas habían tenido relevancia en el juego del equipo, pero que albergan un valor singular: son de Newcastle y aficionados del club desde la cuna. No parece que vayan a convertirse ahora en Carragher y Gerrard, pero sí que le sirven al técnico español para un apaño y sobre todo para apelar a la fibra sensible sobre el césped y en la grada.

La lucha por la salvación en la Premier League

Norwich (31 puntos)

30 abril. Arsenal (fuera)

7 mayo. Manchester United (casa)

11 mayo. Watford (casa)

15 mayo. Everton (fuera)

Sunderland (30 puntos)

24 abril. Arsenal (casa)

30 abril. Stoke City (fuera)

7 mayo. Chelsea (casa)

11 mayo. Everton (casa)

15 marzo. Watford (fuera)

Newcastle (28 puntos)

19 abril. Manchester City (casa)

23 abril. Liverpool (fuera)

30 abril. Crystal Palace (casa)

7 mayo. Aston Villa (fuera)

15 mayo. Tottenham (casa)

El Newcastle superó al Swansea con más pasión que fútbol, por primera vez desde que llegó Benítez sin la losa de recibir el primer gol del partido, afortunado para adelantarse en un momento clave, el final del la primera parte, gracias a un cabezazo del central Lascelles. Apretó después sin puntería el Swansea, que se queda diez puntos sobre el descenso a apenas un paso de zanjar su continuidad en la categoría. Y en los últimos minutos sentenciaron para el Newcastle primero Sissoko, tras un afortunado rechace en el área, y después Townsend.

“El equipo no lo está haciendo bien, pero es clave sentir la pasión y el fervor de un ambiente que resulta intimidante para los visitantes. Cuando vine a Newcastle con el Liverpool jamás tuvimos un partido fácil”, recuerda Benítez, que antes del partido describió el sentimiento que le genera trabajar en las Islas. “He entrenado en España, en Italia y estuve antes en la Premier y puedo decir que es en esta competición donde me encuentro más a gusto. Pides algo y la gente siempre trata de ayudar. Hay cosas que se pueden mejorar, pero la mentalidad es perfecta en cuestiones de organización, servicios médicos, material o instalaciones. Tal y como se trabaja aquí es donde yo quiero trabajar”.

Los otros dos técnicos españoles de la Premier League viven también tiempos de vigilia: el próximo fin de semana se jugarán en Wembley el pase a la final de Copa, primero lo hará el Everton, dirigido por Roberto Martínez, el sábado frente al Manchester United y al día siguiente, ante el Crystal Palace, Quique Sánchez Flores y su Watford buscarán el pase después de que ésta jornada se alejase de cualquier contingencia en la Premier League con un triunfo (0-1) en casa del West Bromwich.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.