Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blanc, sobre el PSG-City: “No tenemos que demostrarles nada”

El técnico francés incide en las similitudes entre ambos proyectos y augura un cruce muy equilibrado: "Serán dos partidos duros"

Blanc, durante el entrenamiento del PSG.
Blanc, durante el entrenamiento del PSG. AFP

El París Saint-Germain se juega a partir de este miércoles (20.45 horas, BeIN Sports) gran parte de su temporada y de su creciente prestigio en Europa. El conjunto francés, dirigido por Laurent Blanc, aspira a clasificarse por primera vez desde 1995 para las semifinales de la Liga de Campeones, el objetivo tan ansiado por la directiva catarí desde que se puso al frente del club en 2011. El PSG se enfrenta al Manchester City en un duelo de nuevos ricos, inédito a ese nivel de competición, en el que el cuadro parisino saldrá como claro favorito por experiencia y forma actual, pese a la negación de su propio técnico.

Blanc consideró este martes en la habitual rueda de prensa anterior al partido que su equipo tiene las mismas opciones para lograr el pase que su rival inglés. “Pasará el equipo que más se lo haya merecido durante la eliminatoria”, dijo el técnico francés en un tono serio. Blanc explicó durante media hora ante los periodistas que está tratando de convencer a sus jugadores desde el último partido de Liga contra el Niza el pasado sábado de que la mejor manera para afrontar el reto es llegar con la mayor humildad posible.

“Nos esperan dos partidos muy duros y muy igualados. El City es un gran equipo. Le gusta presionar arriba y tener el control de la pelota. Tiene grandes individualidades como Agüero o De Bruyne. Al fin y al cabo, es un equipo que juega un poco como nosotros, algo que nos complica la cosa para descifrar el partido. Después del sorteo, todo el mundo creyó que lo teníamos fácil porque así evitábamos a los tres grandes que son el Barça, el Madrid y el Bayern, pero yo les he dicho a los jugadores que no tenían que fijarse en lo que decía la prensa”, declaró.

Sin embargo, el PSG llega lanzado a la eliminatoria. Se coronó campeón de Francia por cuarta vez consecutiva el pasado 13 de marzo, convirtiéndose así en el campeón más prematuro de toda la historia del fútbol francés. Pero, sobre todo, demostró ante el Chelsea en los octavos de la Champions que su proyecto futbolístico ha madurado lo suficiente como para pensar que los parisinos son capaces de hacerse este año con el máximo trofeo del continente.

Ante el City, el conjunto de Blanc también se agarra a su mayor experiencia en el escenario europeo. Contra el Chelsea, el París alcanzó por cuarta vez consecutiva los cuartos de final de la Champions, mientras el City logró un pase histórico contra el Dinamo de Kiev. El técnico francés trazó algunas similitudes entre ambos clubes, también en manos de inversores del Golfo pérsico. “El City y el PSG tienen dos proyectos similares, con dueños que han invertido mucho dinero para conquistar la Champions. En Francia estamos asentando año tras año nuestro dominio, al igual que ellos lo hicieron en 2012 y 2014 cuando ganaron la Premier. Pero no tenemos nada que demostrarle al City. Son dos proyectos paralelos”, expresó.

El PSG está en manos de inversores cataríes desde que el emir Al Thani desembolsara en 2011 unos 50 millones para hacerse con el equipo de la capital francesa. Desde entonces, invirtió unos 500 millones para fichar a grandes estrellas como Angel Di María, el último de la constelación que se agrupa en torno a Zlatan Ibrahimovic o Thiago Silva, la plantilla más cara de Francia. Por su parte, el Manchester City pertenece al jeque de Emiratos Árabes Mansour bin Zayed Al-Nahyan, cuya inicial inversión fue de 250 millones. Desde entonces, gastó unos 1.000 millones en el mercado de fichajes.

En su comparecencia, Blanc aseguró que la clave de la eliminatoria está en la defensa. El técnico francés cree importante mantener a cero los goles en contra en el partido de ida. También se mostró preocupado por el virus FIFA que afectó a varios de sus jugadores sudamericanos la semana pasada, entre ellos a Di María, que recibió un fuerte golpe en una pierna durante un partido con la selección argentina. Sin embargo, el entrenador del PSG se plantea la posibilidad de alinear a una defensa compuesta de manera íntegra por brasileños, con Maxwell de lateral izquierdo, Marquinhos en la banda derecha y Thiago Silva y David Luiz de centrales, algo que podría aplazar el regreso en el once titular de Serge Aurier, el paria del equipo. El futbolista marfileño volvió a incorporarse al grupo hace una semana, un mes después de haber insultado a sus compañeros de equipo en una red social. Sólo el italiano Marco Verratti y el argentino Javier Pastore están de baja por problemas musculares.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información