Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Villarreal se mantiene firme

El conjunto de Marcelino remonta en Ipurua minimizando al Eibar que no sacó rédito a su buen inicio de partido

Inui y Denis Suárez pelean un balón.
Inui y Denis Suárez pelean un balón. EFE

Con madurez y pragmatismo, el Villarreal logró vencer en Ipurua a un Eibar de más a menos, que fue perdiendo intensidad y precisión tras adelantarse en el marcador con el gol inicial de Capa. Sobrevivió el grupo de Marcelino a la primera media hora de juego enérgica del equipo armero, sometiendo en principio al Villarreal que supo mantener la calma y encontrar su momento en el partido. A partir de la seriedad de Bruno y Pina y la lucidez de Denis Suárez en ataque, el conjunto amarillo fue creciendo en el partido hasta lograr la remontada con los goles de Adrián López y Soldado, minimizando el ataque armero que no encontró fisuras en el sistema defensivo amarillo. La victoria del Villarreal le mantiene firme en la cuarta posición y aplaza la cercana permanencia del Eibar.

Eibar

4-2-3-1

José Luis Mendilibar

13

Riesgo

7

1 goles Gol Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Capa

15

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mauro

3

Pantic

14

Dani García

5

Escalante

22

Jota

18

Borja

17

Cambio Sale Luna Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

David Juncà

20

Cambio Sale Saúl Berjón

Keko

8

Cambio Sale Enrich

Inui

13

Aréola

22

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Rukavina

24

Eric Bailly

6

Víctor Ruiz

27

Adrián Marín

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Pina

21

Bruno

18

Denis Suárez

19

Cambio Sale Trigueros

Samu Castillejo

9

1 goles Gol Cambio Sale Leo Baptistao

Soldado

20

1 goles Gol Cambio Sale Bakambu

Adrián

Villarreal

4-4-2 (D.P.)

Marcelino García Toral

Intenso el conjunto de Mendilibar, le costó al Villarreal encontrar cadencia en Ipurua, sin continuidad en el despliegue, ni respuesta a la presión armera, superado el conjunto amarillo en los choques individuales y en el juego colectivo. Con más intención, el Eibar se adelantó en el marcador al tercer aviso. Jota Peleteiro llegó hasta la línea de fondo y su centro raso al área, tras rechazar en corto Aréola primero y posteriormente un defensor amarillo, el esférico llegó a Capa que logró marcar tras desviar ligeramente Víctor Ruiz el disparo del lateral de Portugalete.

El Eibar sacó provecho a su mejor disposición ante un tímido Villarreal, contenido y sin fluidez, sin argumento ofensivo en media hora de partido. Efectivo resultó, sin embargo, en la primera aproximación al área eibarresa, cantando bingo el conjunto amarillo en una acción individual de Denis Suárez que atendió con sutileza el desmarque profundo de Soldado. El disparo cruzado del delantero valenciano, rechazado por Riesgo, fue a parar a Adrián López para marcar a placer.

El empate cambió el guion del encuentro, hasta ese instante de claro dominio armero, convencido ya el Villarreal de que le resultaría más productivo que el juego discurriese en el campo rival, con Bruno y Pina adquiriendo protagonismo en el centro del campo y Denis Suárez en ataque, dominando el tramo final del primer acto el equipo de Marcelino que, sancionado tras la expulsión ante el Barça, visionaba el partido desde una cabina de Ipurua.

Continuó en su propósito el Villarreal en el comienzo de la segunda mitad, con Denis Suárez iluminando de nuevo la ofensiva amarilla, asistiendo primero a Adrián López que envió su disparo por encima del larguero de Riesgo en disposición de marcar. Seguidamente, de nuevo Denis Suárez apareció por el costado derecho para centrar al corazón del área para que Soldado, partiendo en posición de fuera de juego, encontrara el gol al recoger el despeje de Dani García. El árbitro del encuentro concedió el gol al entender que el delantero del Villarreal aprovechó en segunda jugada la cesión del centrocampista eibarrés hacia su portero.

La ventaja amarilla desconcertó al Eibar, viviendo unos minutos de desasosiego, con posibilidad el Villarreal de matar el partido equivocándose en el último remate. Adrián López primero, y soldado seguidamente, contaron con dos opciones claras del gol finalmente mal resueltas. Sin acierto en el área de Asier Riesgo, apareció la versión hermética del Villarreal, juntando líneas, evitando riesgos, protegiendo a Aréola, viviendo el portero francés escasos sobresaltos los instantes finales de arreón armero, alcanzando el conjunto castellonense una victoria que le mantiene instalado con comodidad en la cuarta plaza. El Eibar tendrá que esperar para certificar una salvación que tiene a un paso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.